viernes, 16 de octubre de 2020

Parece mentira...

 .... Pero el tiempo pasa volando. Muy muy rápido.

Ahora mismo, mientras mis dos  (dos ya) hijas duermen plácidamente, me encontraba tumbado en el sofá esperando a que se volvieran a despertar y me atacaran como las fierecillas que son, y me he acordado que tenía un blog. Fíjense qué cosas.

Unos cuantos meconios, pañales, cólicos y luchas infructuosas con los dichosos isofixes después, he caído en la cuenta que seguía teniendo a mi disposición un huequito en este mundo donde poder hablarsoltardiseccionarydesbarrar sobre las cosillas que más me gustan del mundo... Ya saben: música y arte en todas sus variantes.

En fin, que pido disculpas a quien se las deba por esta cuasi retirada paternal del mundo del Blog, que aquí y ahora me comprometo a corregir. Eso sí, siendo de momento un pelín más breve, furtivo y tosco tanto en el detalle como en las formas pues me da que este feliz reencuentro con ustedes tendrá lugar entre biberones, secretas alianzas con mi señora, prisas para todo y paseos por el parque. No queda otra.

Sin más, me despido por hoy con una cosita que tendría que haber puesto por aquí hace muchísimo tiempo, "Alegría de Vivir" de Ray Heredia. Una preciosidad de canción dedicada a mi segunda y cucurruquilla hija Allegra:


PD: Sepan que estoy finiquitando esta anhelada subida con mi bellísima segundona en brazos. Porque padre no hay más que uno.


                          ¡Con Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre son bien recibidas las opiniones. Por favor, emplea el buen gusto, el respeto y el sentido del humor: