viernes, 2 de diciembre de 2016

Una de esas joyitas: Dean martin 'That´s Amore - A Selection Of Singles & EP´s 1946-1962':


Un año más, por fin, se acercan las fechas navideñas que tanto nos gustan y que tanto relacionamos en mi casa con la voz de Dean Martin. Como no podía ser de otra forma, el inicio del invierno hay que encararlo de la mejor manera posible. ¡Y qué mejor que con las personas queridas a tu lado, con la casa calentita, con el aroma de galletas de jengibre y canela y con Dino haciendo de las suyas!

Si el año pasado hablamos de la caja 'Eight Classic Albums', hoy nos detendremos un rato para hacer lo propio de 'That´s Amore - A Selection Of Singles & EP´s 1946-1962'. Otra referencia de la discográfica especializada Real Gone Music que no creo que sea necesario traducir o explicar. 

Pros de esta edición: Si te decides por este recopilatorio tendrás de forma accesible y clara (4 cd´s con 71 canciones) gran parte de sus éxitos. Por otro lado, gracias al orden cronológico, me ha resultado entrañable apreciar como canción a canción y poquito a poco, Dean Martin fue creciendo en confianza para pasar de ser un joven cantante de corte tradicional y clásico a desarrollar ya en su plenitud un estilo realmente único e inconfundible. La escucha de estos Singles  y EP´s aumenta y enriquece la visión en conjunto del recorrido artístico de Dean más que cualquier Greatest Hits. O por lo menos lo complementa. El sonido (con todas las cuestiones técnicas de remasterización y mejoras digitales) es impecable. Y finalmente, hablemos del bolsillo, que es lo que pica: el precio de este cuádruple disco es simplemente imbatible pues no se puede encontrar en ningún otro sitio una colección así por menos de 10€... No lo hay.

Contras de la misma: Como viene siendo norma habitual en la discográfica la información, notas, créditos y textos de acompañamiento brillan por su ausencia. Por otro lado, no podemos hablar de un recopilatorio al completo pues falta alguna que otra composición como "Hey Brother Pour The Wine", "That´s What I Like" o "Once Upon A Time". Punto.

Mi veredicto: Los seguidores del maestro se encuentran delante de otro imprescindible con el que completar la discoteca. Creo que era mi deber decirlo. Ya solamente nos queda darle al play, ajustarnos el pañuelo rojo, levantar la copa y brindar por el nuevo año que nos está esperando a la vuelta de la esquina con clase. 

Sieeeeeeempre con clase.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Festival Internacional Hard-Rock en Alcalá de Henares:


Así, de la noche a la mañana, es como la gente del Ego se monta un señor tinglado musical. Sin cortarse un cacho. Con nocturnidad y alevosía nos cascan en todo el hocico un Festival Internacional de Hard-Rock de lo más completito e interesante:

En teoría abrirá la noche Crown Of Glory, una banda procedente de Willisau-Lucerna (Suiza) que recalará en la ciudad de Cervantes con la intención de mostrarnos su colección de Metal Melódico. 
Después le tocará el turno a los alemanes (y un poco suecos también) Jaded Heart, que son con sus 23 años de trayectoria toda una institución del más clásico Hard-Rock germano.
Finalmente, la banda española tributo a Black Sabbath N.I.B desparramará el legado de los siempre espectaculares Ozzy, Iommy, Geezer y Ward.

Y no digo más.

martes, 29 de noviembre de 2016

Ray LaMontagne y la receta de 'Ouroboros':


Una taza de cuidada instrumentación a lo Pink Floyd, salpimentamos con una pizca de experimentación y otra de magia, un toque de magnetismo orgánico, media cucharadita de las de postre de espacio sideral, una de las soperas de voz cautivadora y listo... Ahí que tenemos el 'Ouroboros' de Ray LaMontagne.

¡Que aproveche!

lunes, 28 de noviembre de 2016

Una de esas joyitas - El primer álbum de Birdy:


Me da igual llegar a destiempo con este disco. Siempre me ha pillado todo un poco a contrapié en esta vida, y ahora que me paro a pensar, tampoco me ha ido tan mal. Me da igual que el disco con el que debutó esta por entonces adolescente se encuentre llenitohastalostopes de versiones de modernos como Phoenix, Bon Iver, Fleet Foxes o The Postal Service. En realidad se trata de una excelente recopilación de versiones que me hace pensar que las viejas tradiciones musicales como aquella de hacer un primer disco basándose en versiones de temas ya conocidos siguen vivas y presentes... Aunque con otros atavíos y otras maneras gracias a ese tratamiento minimalista y actualizado de la instrumentación. Me da igual que la mayoría de los nuevos artistas del terreno IndieFolkPop sean unos flojos porque Birdy sí que me transmite sensaciones. Esa voz nasal, natural, delicada y de una corrección que asusta a su edad dista mucho de las gargantas desvalidas de los últimos tiempos. Y con eso me quedo, con "I´ll Never Forget You", "1901", "Skinny Love", "Fire And Rain"... Y no paro.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Una de esas joyitas - 'Bluejeans And Moonbeans' de Captain Beefheart And The Magic Band:


Años y años siguiendo la pista de este disco. 'Bluejeans And Moonbeans'. Un señor discazo. Despacito, con paciencia pero a ritmo, me fui haciendo con distintas y preciadas piezas que iban a parar a mi galería privada: 'Safe As Milk', 'Mirror Man', 'Ice Cream For Crow'... ¡Pero pardiez que no llegaba a dar caza al gran venado estelar del capitán!.

Años y años considerando que "Further Than We´ve Gone" era un ejemplar magnífico y único en su especie, vinculado emocionalmente eso sí, al "Flute Song" de Quicksilver Messenger Service o al "Grace" de Country Joe And The Fish... Ya saben, ese raro ejemplar de canción que tiene la cualidad de ponerte la piel de piel de gallina y volverte los ojos vidriosos. De llevarte 'muymuymuy' lejos y hacerte creer de nuevo en la bondad y la belleza del mundo. 

Don Van Vliet siempre quedará vinculado entre a otras muchas cosas a un sonido afilado, áspero y astillado... A Blues críptico, sucio y desestructurado. A fría locura. Pero aquí como que decidió deshacerse en parte de la penumbra y mostrarse más abierto, luminoso y cálido que nunca. La dulce melancolía de "Observatory Crest""Bluejeans And Moonbeans" así como de la encantadora desesperación de la ya mencionada "Further Than We´ve Gone" (por favor que Dios no me deje sordo para poder escucharla toda la vida) dan buena prueba de ello.

Mientras escribo estas líneas sobre el disco en general y sobre LA CANCIÓN en concreto me han venido mil imágenes a la mente: Mil llegadas al hogar después de un duro día, mil suspiros de 'agustitez' y felicidad, mil retos superados, mil aventuras por llegar, mil atardeceres, mil miradas de complicidad con mi amor... Y eso no lo transmite cualquier canción. Digo.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Frank Sinatra - 'Masterworks: The 1954-1961 Albums'.


Esta coqueta cajita reúne aunque no lo parezca una montonera de álbumes y temas extra de Frank Sinatra (de su época dorada en Capitol Records), está disponible a un precio la mar de asequible y goza tanto de buena presentación (edición como de minivinilos y libreto con información) como de buen sonido... A ver si se nos pega algo. De momento, me están entrado ganas de cantar a lo crooner temitas golosones que hasta entonces desconocía como "Too Marvelous For Words" o "You´re Cheating Yourself (If You´re Cheating On Me").


¡Que me vayan preparando la pajarita y el whisky on the rocks que allá que voy!


domingo, 6 de noviembre de 2016

Una de esas joyitas - 'Unknown Pleasures' de Joy Division:


Otra vez, haciendo caso a los siempre veletistas consejos de la Rolling, a los sabios más sabiondos, a los críticos más criticones y a los especialistas más especialitos en esto de la música puedo decir, sorprendido y  a la primera escucha, que me encuentro delante de una pedazo de obra maestra.  ¡Chimpún!

Como amante de la historia, de la música y persona curiosa que flipa (con sus 33 castañas recién cumplidas pero como si fuera aún un niño) con el origen de todas las cosas del mundo, me ha encantado descubrir con este disco la conexión, herencia y las raíces de modernostristesflequilludos como The Horrors, Interpol o nuestros Moontrap o Kyoto. 

La batería tan reducida a la mínima expresión, esa línea de bajos tan subyugante, las guitarras afiladas, la voz apurada... "Disorder", "Insight", "Wilderness"... Genialidades repletas de tensión y languidez.

lunes, 31 de octubre de 2016

Caricatura a nuestro catedrático:


¡Buenas a todo el mundo!. He aquí el último encargo que he recibido: Una caricatura a gran tamaño con tintas, lapiceros y acuarelas varias dedicada a la figura de Don Antonio Castillo, profesor de Historia de la Cultura Escrita y de otras tantas asignaturas durante nuestro siempre recordado y querido periplo universitario en la UAH, pues recientemente ha sido nombrado Catedrático. ¡Gracias de veras a él, a su equipo-familia de trabajo y en especial a mi amiga Guada por pensar en servidor para tal menester!

jueves, 27 de octubre de 2016

El primer disco de The Smiths:


Haciendo caso por fin a los siempre veletistas consejos de la Rolling, a los sabios más sabiondos, a los críticos más criticones y a los especialistas más especialitos en esto de la música puedo decir, sorprendentemente y  a la primera escucha, que me encuentro delante de una pedazo de obra maestra.  ¡Chimpún!

miércoles, 19 de octubre de 2016

PREMIO LIEBSTER BLOG 2016:


¡La madre que me parió qué a gusto se quedó! Os cuento, os cuento: Resulta que a principios de este año nuestro compañero KARLAM me comunicó que me había nominado ganador del Premio Liebster Blog 2016 y yo, que soy de naturaleza lenta, no me he dado cuenta hasta hace un rato. No es broma. Más lento y no nazco. En fin, que agradecido de la vida y de que alguien a quien se admira se acuerde de ti y de lo que haces, paso a seguir las bases y cumplimientos del premio nominando a otros tantos ganadores:

- Con La Luna: Ariel es de esos señores que escriben de música tal y como la sienten. Y eso mola.

- I Love Dino Martin: Hay causas nobles y luego está la causa de ser un fan de Dean Martin. Me descubro ante este blog.

- Frodo Blog: Uno de los últimos compis con el que he tenido al suerte de cruzarme. Música, arte, pensamientos... Necesarios.

- Cocina Polaca: Sí señores. La gastronomía también se merece un cachito de estos premios. Otro de los mundos que me enamoran día a día. Eso de dar de comer a tu gente querida no tiene precio. Y la comida polaca la agradece mucho moja ładna żona.

- La Ventana Salvaje: Afianzando aún más la imagen de Du-dum-dum como algo poliédrico, variopinto y multidisciplinar ahí va mi nomonación a La Ventana Salvaje. Blog de los buenos de fotografía y naturaleza. Insectos, aves... Y preferentemente de la zona de Alcalá de Henares, mi ciudad.


Ahora le toca a ellos coger el testigo y colocarse el logo si siguen los requisitos, que son los siguientes: 
  • Agradecimiento público al bloguero del que se ha recibido este premio.
  • Nominación en una entrada del blog a los cinco blogueros (con menos de 200 seguidores) que en su opinión, contribuyen más a la Blogosfera.
  • Notificación pública a los blogueros nominados.
  • Exhibir el logo del premio en su blog.

Sin más, me despido por hoy dándo las gracias de nuevo a Karlam por su premio, por nominarme y a los cinco blogs que he mencionado. Son fuente de inspiración y un remanso de paz y conocimiento día tras día. Algo que no es muy común en estos tiempos nuestros. ¡Abrazos bien grandes a todos!

martes, 18 de octubre de 2016

Talking Heads: 77.


David Byrne es un tío raro. Raro a lo David Bowie o a lo Jonathan Richman. En plan bien. Uno de esos músicos/artistas que en su día decidió coger una vereda que estaba repleta de vericuetos. Punk, Pop, Rock, Disco, Funk, Electrónica... Sinceramente, la primera vez que lo escuché me pareció que estaba algo así como desquiciado. La segunda, que era un tipo entrañable. Y luego ya no me lo podía quitar de la cabeza. 

El truco de David Byrne y sus Talking Heads, aunque parezca lo contrario, está en que todo es así: "...simple as 1-2-3".

lunes, 17 de octubre de 2016

Una de esas joyitas - 'Trouble' de Ray LaMontagne:


Doce años de retraso, un día de arrepentimiento y los que me quedan de aquí en adelante de puro gozo. Con estas líneas puedo describir mi encuentro con el primer álbum del cantautor estadounidense Ray LaMontagne.

¿Pero cómo describir el disco en sí? Pues con otra línea: Ligereza y preciosismo americano versus el poso de la tradición. 


Un poquito de 'elquehaganadoelúltimoNobeldeliteratura', de Van The Man, del toque de The Band, de una personalísima voz y de una más que buena colección de canciones. Desde ese pedazo de principio con "Trouble" hasta el final de los finales con el espeluznante "All The Wind Horses" nos estamos encontrando a cada paso con auténticas maravillas que calan hasta lo más profundo del corazón.

"Hold You In My Arms" es un tema que de tan emotivo y romántico podría formar parte de cualquier capítulo de 'Anatomía De Grey' en esas escenas finales en que cada uno de los protagonistas cierra el día a su manera: Uno sentado en el suelo del pasillo del hospital echo un ovillo porque han dudado de su talento y masculinidad en quirófano, otro saludando en la zona de maternidad a una familia inmigrante a cuya hija menor de edad ha ayudado a dar a luz un precioso bebé 'made in 100% Seattle' o, por qué no, desparramando amor en el cuarto de las escobas... Ya saben.

"Burn" suena a acústico descarnado del de toda la vida. A eso que, con una sola guitarra y con tiento, no cansa nunca jamás. A eso que hacía Johnny Cash junto con el barbas, al 'Nebraska' de Bruce.

"Forever My Friend" es un sorprendente giro de tuerca. ¿Os imagináis a Marvin Gaye con los America como banda de acompañamiento? Pues eso es lo que me viene a la mente cuando escucho la percusión, el ritmillo y el fraseo de Ray en este tema.

"Hannah" suena solemne y recia como una composición de Robbie Robertson y compañía. Y eso, en los días que nos toca vivir, es buena noticia.

"How Come", "Jolene" y "Shelter" son otros puntos de este disco a tener en cuenta. Lo que hace que sea un trabajo bien completo y que raya a una altura de esas de vértigo. Personalmente, si a finales de año tuviera que hacer una lista de los diez discos que más me han sorprendido en este 2016 iría fijo y entre los cinco primeros. Ahí lo dejo.


Tanto si ya conocéis a Ray desde hace tiempo y me queréis tirar de las orejas por la tardanza como si no le habéis oído en la vida pero os ha hecho tilín lo que opino de este disco y os apetece escucharlo un rato, aquí me tienen a sus pies.

viernes, 7 de octubre de 2016

Se acabó el verano, Sabicas, tres discos y el maltrato al arte:

Este verano me he hinchado a escuchar Flamenco. Más que nunca. Si uno hace el esfuerzo, resulta que hay tiempo para todo lo bueno que nos brinda este mundo. Y uno de esos regalos proviene, mire usted por dónde, del espléndido sonido de una guitarra española.

Como intento hacer bien las cosas, en lugar de andarme por las ramas y dar opción de caer el farragoso mundo del FlaMeenkiTooOhhHH he decidido acudir a lo más profundo de este sonido. A sus raíces. Y ahí estaba esperándonos el que es considerado por muchos como el padre de la guitarra española moderna: Sabicas.


De nombre Agustín Castellón Campos, este pamplonés nacido en 1912 demostró su interés y habilidad con la guitarra ya desde bien crío. Con apenas diez años, tuvo que marchar con su familia a Madrid, donde acabó de conformar un estilo propio que se caracterizaba por la velocidad y la limpieza cristalina de su toque. Un hombre de técnica envidiable que marcó un antes y un después en la guitarra flamenca, siendo seguido y admirado por gente tan importante como el reconocido Paco de Lucía.

Sin lugar a dudas, entre los méritos de Sabicas se halla el haber sido el pionero del enorme reto (poneos en el contexto de la época para un pobre españolito) que supuso dar a conocer el Flamenco fuera de las fronteras de nuestro país, hecho del que se sentía especialmente orgulloso. Así como ser uno de los iniciadores de la guitarra española como instrumento solista y partícipe de la irrupción y consolidación de la guitarra española-clásica dentro del mundo del concertismo.

Huyendo de la Guerra Civil se exilió y marchó para hacer las américas. Allá realizó innumerables giras y actuaciones para poder sobrevivir junto a la genial bailaora Carmen Amaya. Durante su periplo terminó recalando en Estados Unidos para finalmente instalarse en 1955 en Nueva York, ciudad en la que mostró su saber hacer con la guitarra sorprendiendo y atrayendo a numerosos músicos, especialmente del mundo del Jazz, pues no había oído en su vida el sonido y sentimiento de una guitarra española.

En este período Sabicas entró en contacto ya en la década de los 60 con otros artistas como el guitarrista especializado en jazz y rock fusión Joe Beck, con el que en el año 66 registró el álbum 'Rock Encounter', que por su fecha podemos considerar la primera grabación seria de fusión flamenca con Rock de la Historia. Un estilo y manera de hacer que sería continuado posteriormente por los grupos del llamado Rock Andaluz. Es decir, todo un hito para nuestra música y otro mérito que atribuir y reconocer en el maestro.

A partir de 1967 Sabicas regresaría en numerosas ocasiones a España. Pero siempre de visita. La última aparición de Sabicas con su guitarra fue la colaboración con Enrique Morente en el álbum 'Nueva York - Granada', editado en 1990. Poco después, el bueno de Sabicas fallecería en La Gran Manzana dejándonos un poquito más apagados. 

~

Seguir la discografía de Sabicas con cierto orden y criterio es casi un imposible debido a la enormidad de material que llegó a registrar en vida y también, por qué no decirlo, a la falta de calidad, control y criterio de las compañías discográficas que han tenido los derechos de su música.  Para que os hagáis una idea, a día de hoy estos son los tres discos que más útiles me han sido a la hora de acercarme a la figura de Sabicas:


'EL DUENDE DE LA GUITARRA FLAMENCA' (Novoson-2000):

Un doble disco que aúna composiciones propias con canciones populares. Toca todos los palos habidos y por haber. La calidad del sonido a veces no es muy allá (perfectamente entendible debido a que la compañía es modesta y que las grabaciones originales tienen más años que un bosque). Lo bueno es que tiene una carpetilla en la que nos cuentan en inglés y español un poco la vida y obra de este señor. Que interesante es un rato largo. 


'LA GUITARRA DE SABICAS' (Universal-2004):

Dos álbumes completos del maestro: '¡Olé! y '¡Flamenco!', ambos de 1972. El sonido es limpio y puro. Aparecen colaboraciones de Adela La Chaqueta al cante, Rosario La Mejorana al baile (esos taconeos conmueven) y su hermano Diego Castellón a la segunda guitarra. El catálogo de grabaciones clásicas de Universal se jacta de ser de los más completos del mercado y dentro de su serie dedicada a los grandes del Flamenco tienen el detalle de introducir en su carpetilla unas líneas del periodista especializado José Manuel Gamboa que sirven de mucha ayuda ante tanto desierto informativo. Recomendadísimo.


'FLAMENCO PURO' (Warner-2002):

Excelente contenido musical. Disco original grabado en 1961 que suena a magia, ímpetu y señorío. "Bronce Gitano", "Ecos De La Mina", "Duelo De Campanas". Bellísimo. Ahora bien, Warner se columpió con esta edición: Cero información en el interior y lo que ya clama al cielo es la portada... Pixelada... ¡Pixelada! Una dejadez que se convierte en insulto y que casi no tiene perdón de Dios teniendo en cuenta que este disco proviene de una casa internacional con parné, y se supone, con profesionales del asunto que hacen las cosas bien.

~


En fin, que yo lo único que pido es que si en Francia cuidan la obra de Django Reinhardt y en U.S.A la de todos sus bluesmen, los responsables y profesionales de la industria musical española trabajen con mimo y respeto a nuestros artistas musicales, que para el caso es hablar de nuestra cultura y nuestra historia.

jueves, 6 de octubre de 2016

Una de esas joyitas: Módulos - 'Todos sus singles y sus primeros LP´s en Hispavox (1969-1976)':


Hay veces en la vida de uno en que los momentos remember toman fuerza. Mucha. Te levantas un día, en sepia, recordando las cintas de tu padre en que se mezclaban los éxitos de Módulos con los de C.R.A.G. y te entran unas ganas enormes de escucharlos a todos de nuevo. Los trabajos de los segundos están más o menos bien editados en CD, pero los de Módulos es otra historia... ¿Y qué hago yo? ¡Qué hago! Pues está claro, pasearme por las tiendas de discos de la ciudad en busca de Pepe Robles y compañía.

Hallada la antología de la que estamos hablando (creo que no hay otra forma más sencilla de contemplar la trayectoria de esta gente) y escuchada detenidamente en casa he de mencionar antes que nada mi admiración por la discográfica Rama Lama Music, encargada de trabajar con empeño y esmero para rescatar del injusto ostracismo a artistas y bandas nacionales de auténtica categoría como nuestro querido Pedro Ruy-Blas y Dolores, Los Salvajes, Los Iberos, Juan y Junior, otros muchos más y claro... Nuestros Módulos. Pero hoy estoy revolero y también hay tiempo para un palito: No puedes poner en la portada del recopilatorio "Todos sus singles y sus primeros LP´s en Hispavox" sin concretar y dejarte por el camino un disco como 'Módulos 4' (1974). O metes todos los discos en el CD (que hay espacio de sobra en este formato) o indicas claramente "los tres primeros discos en Hispavox" y tan ricamente. Porque las cosas bien hechas bien están. Y eso hay que decirlo.

Salvado aquél escollo, lo cierto es que los dos discos en conjunto y del tirón suenan tremendamente bien. Desde aquí, gracias de veras a los técnicos y profesionales que retocaron la obra de Módulos. Por ellos, clásicas composiciones como "Todo Tiene Su Fin", "Sólo Tú", "Nada Me Importa" o "No Quiero Pensar En Ese Amor" suenan más emocionantes, pletóricas y brillantes que nunca. Trabuchelli sound mediante, claro está.



Éstas son por así decirlo una pequeña muestra de las canciones más emblemáticas de la banda. Los hits. Pero es que al contrario de otros grupos de la época que vivían de puntuales canciones del verano, la solidez compositiva y estilística de Módulos (pese a las múltiples influencias que tenían como ya veremos un poco más adelante) estaba hecha a prueba de bombas. Facturaban temazos como churros y sonaban a una mezcla increíblemente perfecta de Vanguardia y Tradición. Su música sonaba a gente que por aquél entonces estaban a tope como Vanilla Fudge, Cream o The Young Rascals y sus letras, pese a ser muy bizcochables y muy osito de peluche, tenían la capacidad de resultar creíbles, naturales y nada vergonzantes. Eso era difícil. Y ellos lo conseguían. Prueba de lo dicho son esas maravillas edulcoradas tituladas "Realidad""Piensa En Mí", "Luz Errante",  (letra que cantaba en mi habitación cuando era un adolescente y aún hoy siendo un señor a voz en grito) o "Dulces Palabras" (me pongo y me pondré de rodillas ante esta canción toda la vida).





La escucha completa de este doble disco me ha descubierto además canciones hasta entonces desconocidas como "Adiós Al Ayer" (¡Virgen Santísima cómo abre y qué guitarras se gastaban!), "Quiero Olvidar" (que suena profunda como el Universo) o el pasote sinfónico-romántico-místico de "Como Un Sueño"... Una barbaridad. 



Y ahí no se queda la cosa. Si os hacéis con esta antología. Disfrutaréis de interesantes versiones (pocas, porque esta gente era más creadora que recreadora) de "El Sonido Del Silencio" de Simon And Garfunkel y el "Yesterday" y "Hello Goodbye" de los omnipresentes Beatles.

Pepe Robles, Tomás Bohórquez, Emilio Bueno, Juan Antonio García y Juan Robles Cánovas son los responsables de que ahora mismo, mientras escribo estas líneas, lo esté pasando tan chachipiruli. ¿A qué esperáis para darle un tiento a estos Módulos?

viernes, 30 de septiembre de 2016

St. Paul And The Broken Bones. El conocerles, el concierto, el todo:


Surcando los mares de Youtube en busca de sonidos bonitos con los que camelarme a mi señora y deleitarme un poco las orejas me dí de bruces con un chico blanco así como fuertecito, con gafas y cara de bonachón que tenía pinta de haber recibido muchas collejas en el colegio y que cantaba como todos los negros del mundo. Probé una canción, otra y luego otra más. Bien bien. En estudio suena muy bien. Pero como estamos ya muy picardeaos y no nos fiamos ya ni de nuestro padre, pusimos en la barra del buscador la palabra maldita, la que viene a ser algo así como el frotis del CSI, el olfato de una madre y la prueba del algodón en el mundo de la música: live.

Y ahí es que ahí estos mozalbetes de Alabama hasta se superan en esto del Soul Clásico. El miércoles 27 de julio de 2016, Paul Janeway y compañía hicieron volar por los aires el techo del Teatro Barceló de Madrid. La excusa de todo ese pifostio era presentar un segundo disco del que no conocía nada. ¡Y lo mejor de todo es que no hizo falta! Ya que puedo poner la mano en el pecho y decir que fue, es y será uno de los mejores conciertos a los que he tenido la suerte de asistir. Acompañado por mi Euterpe particular, temas como "Sugar Dyed", "Don´t Mean A Thing""Like A Mighty River" y "Call Me" sonaron más vibrantes, enérgicos, sensuales, elegantes y encantadores que nunca.

Pese a toda esta exaltación, también he de señalar que lo mejor de la banda está afortunadamente aún por llegar. Cuando St. Paul madure más (es joven y no cabe duda que lo hará) y relaje la raja un poco, el repertorio de la banda dejará de ser tan explosivo e histriónico para pasar a ser tan profundo y rico en matices como lo puede ser por ejemplo un buen vermucito a mediodía. ¿Ustedes que opinan?

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 5 y final: David Bowie y 'The Thin White Duke Live':


Desde siempre he sido una persona que vincula todo, absolutamente todo, a la música: El amor (un segundo de Paul Collins cambió mi vida), las amistades (hay encuentros que bien merecen una canción), los buenos momentos (el saber que aprobé la última nota de la carrera siempre irá ligada al subidón inicial del "I´d Run Away" de The Jayhawks), los malos (discos que lo siento por ellos pero no volveré a escuchar jamás), los olores (el del aire fresco de las mañanas de primavera me obliga a poner entera la discografía de Triana), los colores (no sé, pero el gris del invierno siempre llamará a mi puerta con Bill Evans) y los lugares...

En este caso, con nuestro viaje se dio una conexión con la música de David Bowie. No fueron ni una ni dos ni tres que coincidimos en la travesía por Polonia con el genio de Brixton: La primera vez tuvo lugar estando aún en el aeropuerto Berlín-Schönefeld, cuando cuando pasamos por una tienda en la que estaba sonando "Under Pressure". Buen augurio. 

La segunda ocasión fue paseando por Varsovia. Recorrer las calles por lo poco que queda del antiguo gueto o los pasillos del Museo del Levantamiento y sentir dentro de los huesos cómo fluían los sintetizadores de "Warszawa" fue toda una experiencia. 

No hay dos sin tres. En un Alkohole 24h de Cracovia (no pregunten qué hacíamos ahí) entró un señor que llevaba puesto en su móvil para el disfrute de todo el mundo el "Heroes"... ¿Casualidades? Pues no creo.

Ya el culmen vino cuando disfrutando del ambiente de la Plaza Mayor de Cracovia y rebuscando en la tienda de discos de barato que mencioné en la anterior entrada dedicada a Kroke nos encontramos además con un disco un tanto piratilla de Bowie titulado 'Thin White Duke Live - Recorded In The USA Between 1972 And 1990'. ¡A la saca! ¡Y qué paciencia la de mi santa esposa!

Escuchado y analizado en casa con tranquilidad únicamente puedo decir que es un discocuriosidadparaadmiradoresycoleccionistasdebowie. Según he visto en alguna que otra página web especializada en el artista. Presenta muy poca información sobre el personal y menos aún sobre los lugares en que se hicieron las tomas. La recopilación de temas muestra una mezcolanza de grabaciones hechas en distintas décadas que de hecho puede descolocar a quien no esté acostumbrado a la mutabilidad estilística de Bowie. La calidad de las mismas, para ser un bootleg, es más que decente y destaca en su repertorio por mostrar un predominio de canciones pertenecientes a su época dorada de los 70 más unas cuantas pinceladas de los 80. Por cierto, ni rastro de creaciones de los 90.

Espectacular la versión anfetamínica de "Scary Monsters", la siempre descarnada "Rock And Roll Suicide", un directo que no había escuchado nunca de "Andy Warhol" y la unión del "Fashion" con el "Let´s Dance" que deja al público asistente loquísimo. O por lo menos a mi me deja así.


Abrazos y gracias por haber estado atentos a esta peculiar y limitada serie de entradas dedicadas a nuestras peripecias por Polonia. Próximamente seguiremos con la línea habitual: arte, pintura, música, cultura... ¡De todo y para todos!

viernes, 16 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 4 - Kroke y 'Eden':


Se nos vino la noche encima. Y dejamos que así fuera, pero con el cielo por techo. Paseamos por las calles de Kazimierz. Tras cruzar esa frontera imaginaria que es la línea de tranvía en Józefa Dietla nos esperaban la vieja sinagoga, el cementerio judío, la tenue luz de los restaurantes en Szeroka, ecos de música Klezmer tocada en directo, el elegante chunda-chunda de los bares más in del mundo, la brisa del Vístula... Una sorpresa a cada paso.

A la mañana siguiente había que recorrer de nuevo la plaza mayor de Cracovia, más conocida como Rynek Główny. ¡Señores de Madrid y Salamanca! ¡Qué malas pueden ser las comparaciones entre plazas mayores! 

El estar en esta ciudad y el conocer la obra de una pedazo de banda local como Kroke solamente podía significar una cosa: No debía perder la ocasión de buscar por las tiendas algún disquito de esta gente. En la ya mencionada Empik nada, en las tiendas musicales del centro tampoco... De Clásica y Disco-Polo lo que quieras, pero nada a la vista de mis largamente admirados Kroke. Nada. Nada hasta que mi querida mujer me animó a preguntar en un puesto de discos de barato en la mismísima plaza. Fue ahí cuando, entre polaco e inglés, conseguimos dar con 'Eden' (Oriente Musik-1997). Seguramente uno de los billetes de 10 złoty mejor invertidos de la historia mundial.


Hace ya un porrón de años que hablé por primera vez de Kroke. Corría el 2010 y fue para nuestros Sultanes Del Swing. Buenos tiempos de radio sin duda. Tiempos en los que lo mismo te hablabamos del tíoraro de Tom Waits que de los polaquillos de Kroke, una de las bandas que más me ha interesado desde siempre en ese evidentemente inabarcable género llamado Músicas del Mundo.

Si hacemos caso a las indicaciones del sabio Trecet y del libreto del disco en cuestión escrito por un tal Daniel Gerson, Kroke se formó en 1992 en Cracovia (ciudad de la que proviene el nombre de la banda en yiddish) por tres amigos que se graduaron en la prestigiosa Academia de la Música de Cracovia: Tomasz Lato al contrabajo, Tomasz Kukurba a la viola, violín, voz y percusión, y Jerzy Bawol al acordeón.  Enamorados de la MÚSICA en mayúsculas, estos tres compañeros y artistas nos muestran una propuesta realmente renovadora dentro del panorama de la música Klezmer, pues han logrado integrar a este repertorio tradicional composiciones propias originales, arreglos procedentes de la música Clásica (no olvidemos su formación académica), así como aplicar ciertos elementos provenientes de las Vanguardias y del Jazz con las experimentaciones, improvisaciones e incluso una apertura de miras a veces inimaginable en esto de las músicas tradicionales, (el Folk, a veces tiende a pecar de autenticidad y de mirarse muymucho el ombligo) logrando una comunicación musical que rompe todas las fronteras habidas y por haber. Sin ir más lejos, recordamos brevemente las colaboraciones de Kroke con los ingleses Peter Gabriel y Nigel Kennedy, las noruegas Tindra o los burgaleses Fetén Fetén.

"The Night In The Garden Of Eden", "The Secrets Of The Life Tree"... Todas. Las 10 piezas que contiene 'Eden' son resultado de duro trabajo musical y de estudio de la tradición y filosofía de la cultura judía. Y también reflejo de una dignidad inamovible, de los sufrimientos del pasado y de la esperanza y confianza puesta en el hombre actual... Ahora, disfrutemos y miremos hacia delante:

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 3 - Breakout y 'Oni Zaraz Przyjdą Tu':


Tiendas Empik en Varsovia. Mediodía. Taquicardias que me daban ante las estanterías de música polaca de los años 70. ¡Qué nervios y qué cantidad de bandas desconocidas, sugerentes y tentadoras!

Aproximadamente una hora después salimos de ahí mi querida mujer y yo con un montonazo de recuerdos y un buen puñado de referencias musicales. Una de ellas es esta que tenemos entre manos y que estamos escuchando mientras escribimos: Breakout y su recopilatorio 'Oni Zaraz Przyjdą Tu' perteneciente a la serie Złota kolekcja que Pomaton/Warner Music dedica a los artistas más ilustres del país. Una colección de oro para una banda de oro.

Breakout, al igual que ocurre con las anteriores bandas de las que os he hablado, es una institución en lo suyo. Si Budka Suflera lo eran en el Rock y TSA en el Heavy-Rock, la gente de Breakout lo fue en el Blues-Rock. Flipantes.

Formados a mediados de los 60 bajo el nombre de Blackout por el guitarrista, cantante y compositor Tadeusz Nalepa en la ciudad de Rzeszów, pronto darían el cante por su talento en esto del Blues a nivel nacional e internacional (hay que hablar de giras por el antiguo Benelux, la URSS e Inglaterra). Tras un primer álbum en 1968 a nombre de Blackout, pasarían a llamarse definitivamente Breakout y a publicar una serie de discos que para el imaginario colectivo de la joven Polonia han quedado guardados como oro en paño: 'Na drugim brzegu tęczy' en el 69, 'Blues' en el 70 o 'Kamienie' en el 74 son alguno de los hitos de esta gente.

Tadeusz y compañía suenan a mucho Blues-Rock del bueno. A los primeros Fleetwood Mac, John Mayall, Savoy Brown, un poquito de Ten Years After... Por ahí van los tiros. En general son Blues lentos y arrastrados con un apartado instrumental (desde la batería hasta la guitarra pasando por el bajo eléctrico, por el saxo, la armónica y, cómo olvidarnos, la otra voz en este caso femenina de Mira Kubasińska) sobresaliente que te agarra las entrañas, arquear las cejas y soltar un sencillo a la par que elocuente ¡guauuuuuuuu!

Gracias a los altavoces de nuestro Ford Fiesta nos acompañaron temas como "Zapraszamy Na Korridę" (una recreación bluesaflamencada que versa sobre una corrida de toros desde el punto de vista aún más folclórico de un polaco), "Kiedy Byłem Małym Chłopcem" o "Rzeka Dzieciństwa" (que tienen ambas un rollazo guapoguapo).



De camino a Wieliczka (una de las minas de sal más grandes, impresionantes y antiguas del mundo que se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes del país desde que en 1978 fuera inscrita como Patrimonio de la Humanidad) y a Częstochowa (uno de los mayores centros de peregrinación del mundo donde se rinde culto a la Virgen Negra de Częstochowa, uno de los símbolos nacionales) pudimos disfrutar del talento de Nalepa y su gente.

Ahora solamente nos queda que disfrutéis vosotros de la misma forma y manera que lo hicimos nosotros. Ahí os dejamos con uno de los temas que más me ha gustado de este estupendo recopilatorio, "Modlitwa" :


Do zobaczenia!

sábado, 10 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 2 - TSA Y 'Live 1982':


No hay viaje sin caminos. Y el nuestro por Polonia no iba a ser una excepción: pistas forestales para llegar a los preciosos lagos de Witnica, carreteritas de pueblo de las de tener que salirte por fuera para que pueda pasar otro coche, tractores al trantrán, caminos de cabras en busca de las cabañas donde venden el auténtico y espectacular queso ahumado oscypek, sendasvericuetos veredasyparedesverticales en los Tatras... Eso en el mundo rural.

En el urbano nos encontramos con una montaña de arena en mitad de una carretera alemana, con antiguos controles fronterizos, con las autopistas de peaje polacas de dos carriles e innumerables obras, con las autovías en las que lo mismo puedes ir a 140 km/h que toparte porque sí con semáforos en rojo y tensos cruces porque en el país aún no manejan eso de los cambios de sentido o dirección a distinto nivel, con los camioneros que adelantan a otros compis de profesión por la izquierda generando interminables atascos... ¡Bufff!

Por otro lado, es justo reconocer que si tienes la mala suerte de que se te cale el coche o quedes empanado cuando ya esté en verde los paisanos del lugar ni te pitarán, ni harán aspavientos obscenos ni se referirán a tu familia. Educación. Mucha. Igual que en Madrid.


Mi recomendación a la hora de ponerse en marcha por las carreteras de Polonia es hacerse con unos cuantos discos cañeros de la tierra. Para ser más concreto, con los de TSA, una de las bandas de Heavy-Rock más carismáticas y queridas del país. Desde finales de los 70 haciendo ruido del bueno.  Sonido clasicote que incita a subir el volumen y pisar a fondo el acelerador. A sus espaldas tienen una legión de seguidores y unos cuantos discos a tener en cuenta: los directos '1981' y '1982' (cuando una banda publica sus directos es que es una buena banda) y los discos de estudio 'TSA' y 'Heavy Metal World'.

Sin más, nos despedimos hasta la siguiente y os dejamos con un par de muestras del saber hacer de TSA, los Barón Rojo de Opole:





¡Que os guste!

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol.1 - Budka Suflera y 'Za Ostatni Grosz':


Contemplar la energía, fuerza y capacidad de superación de la ciudad de Varsovia desde las alturas del Palacio de la Cultura y la Ciencia, pasear por el Parque Łazienki, descansar las piernas frente al monumento a Chopin, zampar de lo lindo en Stare Miasto, quedarse patidifuso contemplando lo que es capaz de hacer el ser humano en el Museo del Levantamiento de Varsovia... Todos esos recuerdos y muchos más quedarán guardados en cada nota de este disco.

Escuchar los primeros compases de "Za Ostatni Grosz" mientras el coche se te queda calado un par de minutos largos en una de las vías más importantes de la ciudad es algo que jamás olvidaré. Ya sea porque me quedé alucinado con la educación de la gente (no me pitó ab-so-lu-ta-men-te nadie) o por el temazo que seguía a continuación "Wszystko To Widział Świat" o por las emotivas guitarras presentes en "Rok Dwóch Żywiołów", lo cierto es que jamásdelosjamases olvidaré ese momento.

En este viaje no he hecho más que empezar a escarbar un poquito sobre la enorme superficie de la música polaca. No soy un entendido ni una luminaria sobre la materia, pero no puedo quedarme callado ante las maravillas que nos hemos encontrado mi mujer y yo durante nuestro periplo en la patria del gran Kowalczyk.


Budka Suflera se puede considerar toda una institución de la música polaca. Naturales de Lublin, esta banda ha estado en activo prácticamente desde 1969 hasta nuestros días. Transgéneros (empezaron dándole al Blues para pasar rápido por la Psicodelia y desembocar en el Rock Progresivo, el Rock a secas, el Pop...) y también Transgeneracionales (le molan a mi querida suegra y a mis primas polacas que son adolescentes) empezaron a darse a conocer con una versión del "Ain´t No Sunshine" de Bill Withers, tituada en la lengua de Mickiewicz como "Sen O Dolinie". A partir de ahí dieron el pelotazo: cambiando disco a disco, experimentando a lo bruto con "Szalony Koń", girando por Centroeuropa, repitiendo éxito bien pasadas un par de décadas con "Takie Tango" (que sonó hasta en los bailes de nuestra boda)... Vamos, una banda con una historia y una discografía a la que prestar mucha atención. 

En 1981 Budka Suflera se encuentra, como todas las bandas mundiales de la época, en una encrucijada de caminos ochenteros. Por un lado está el Rock procedente de los 70, por otro el AOR, la New Wave y el Pop. ¿Y qué creéis que hicieron estos mozalbetes? Pues decidieron, como buenos polacos, tirar por la calle de en medio y grabar un gran disco repletito de canciones memorables y de gancho como "Rock'n'roll Na Dobry Początek", "Kto Zrobił Mi Ten Żart" o el zambombazo hardrockero que sirve para cerrar el álbum por todo lo alto que es "Memu Miastu Na Do Widzenia".

Para finalizar, vamos a dejar que las letras den paso a la música. Aquí os paso el video con el audio del disco 'Za Ostatni Grosz' entero a vuestra disposición. Ya me contaréis qué os parece:

lunes, 5 de septiembre de 2016

Yuji Oniki, su disco 'Tvi' y la desalentadora huida del verano:

Acabadas las ferias y fiestas, regresados traumáticamente de la vacaciones y escuchado el ya tradicional 'Reveal' de R.E.M, le entra a uno por el cuerpecito la sensación de que el verano ha llegado a su nunca deseado fin. Sí, es cierto que el calendario todavía no nos da la razón y que los termómetros aún lucen bien colorados pero es que es lo que siento y como lo siento, lo digo.


De Yuji Oniki ya os hablé hace poco. Un tipo difícil de localizar y describir que tiene en su haber unos cuantos discos de esos bonitosbonitos. Este que tengo entre manos es uno de ellos, titulado 'Tvi' (desconozco el significado) y publicado en 2001 por Future Farmer Recordings. Tras una portada muy de cuento infantil en la que un pobre elefante llora apenado mientras recoge leña con una pata apresada (flipas con la cabeza de algunos) se esconden ni más ni menos que 13 canciones que desprenden unos rayos de sol así finitosyvibrantes que caldean, reconfortan y hacen palpitar con fuerza el corazón del tío más secote del lugar.

Grabado con múltiples músicos de acompañamiento entre Oakland, Cleveland y Tokio, 'Tvi' cuenta con auténticas joyitas de sutil y delicado Pop. La sombra de Stipe y compañía se perciben en temas como "40 Seconds", "Beekeeper", "Reminders"... E incluso un poquito de Nick Drake en "Cinnamon Shops". ¡Esas sí que son buenas influencias!

Personalmente, lo que más me gusta de este artista es la capacidad para unir de forma tan equilibrada momentos tranquilos con momentos enérgicos. Y sobre todo. la emotividad y belleza que transmiten todos y cada uno de sus composiciones. Mis favoritos de este disco son los siguientes, pero no voy a dar la chapa que el calor que todavía entra por la ventana de la habitación no me permite darle a la cabeza y a las teclas como debería. Escuchen y ya me cuentan:




"One Bright Summer Day". Mimásfavorita del disco. Si esta canción no parece transmitir esos perezosos últimos rayitos del verano es que entonces me he vuelto loco y tengo alucinaciones sonoras.




"Between Beds And Clocks". Escuchar este tema es perfecto para retozar y  un poco más entre las sábanas por la mañana... Si se puede.



"I Am A Cat". Miotramásfavorita del disco. Cómo va creciendo la instrumentación, el pianito, la trompeta, el violín... Y hay un gato de por medio. Perfecta.