viernes, 28 de abril de 2017

Una Alcalá de Henares que se desvanece III:

Carteles, letreros, callejeros... Todos ellos son testigos del paso del tiempo. Muestran grietas, desconches y pintura descolorida pero también muestran un pasado en que las cosas se hacían con calma, dedicación y a mano. No había metracrilato sino madera, impresión láser sino pulso firme, no se hacían a miles por encargo sino que se hacían mano a mano y uno por uno. Sencillamente.


Quizás es nostalgia por el pasado o quizás otra cosa. Lo que tengo claro es que estos elementos, supervivientes de una modernidad ciega que lo fagocita todo sin pensar en la importancia del ayer, deberían pervivir con la ley en la mano y sin miedo a desaparecer en nuestras calles de la misma manera que lo hacen esculturas y monumentos. Ejemplos y enseñanzas que no cuesta nada respetar, mantener y que siempre suman a favor de nuestro bagaje cultural como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.


Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una fotografía de este cartel. Ya muy degradado por el paso del tiempo y la desidia pone 'telégrafos'... ¡Telégrafos! ¿Díganme que no es entrañable?


Cuando los coches y las motos se arreglaban remangándose hasta arriba y no con telemetrías/aplicaciones electrónicas tenían su razón de ser pequeños talleres como éste de aquí arriba.


Neones tope chulos para atraer a los huéspedes. Un clásico de la publicidad alcalaína que pasa totalmente desapercibido si uno no levanta la vista del suelo.


No, no es parte del decorado de la serie de televisión 'Cuéntame Cómo Pasó' pero podría serlo perfectamente. Aunque ahora que lo pienso, creo llegaron a grabar exteriores por el barrio de La Rinconada, así que no te digo yo que no.


Uno de mis favoritos. Días largos y brillantes de agosto, pipaschiclescaramelos, amigos...  Y cine de verano.

¡Seguiremos rescatando estas piezas del pasado para disfrutarlas en el futuro!

sábado, 22 de abril de 2017

Una Alcalá de Henares que se desvanece II:

Carteles, letreros, callejeros... Todos ellos son testigos del paso del tiempo. Muestran grietas, desconches y pintura descolorida pero también muestran un pasado en que las cosas se hacían con calma, dedicación y a mano. No había metracrilato sino madera, impresión láser sino pulso firme, no se hacían a miles por encargo sino que se hacían mano a mano y uno por uno. Sencillamente.

Quizás es nostalgia por el pasado o quizás otra cosa. Lo que tengo claro es que estos elementos, supervivientes de una modernidad ciega que lo fagocita todo sin pensar en la importancia del ayer, deberían pervivir con la ley en la mano y sin miedo a desaparecer en nuestras calles de la misma manera que lo hacen esculturas y monumentos. Ejemplos y enseñanzas que no cuesta nada respetar, mantener y que siempre suman a favor de nuestro bagaje cultural como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.




He aquí un antiguo taller de coches que lleva haciendo esquina entre Avenida de Guadalajara y la calle Divino Vallés desde hace décadas. Una cartel de 'Se Vende' amenaza en su fachada. ¿Qué será será dentro de nada?


Nadie en Alcalá sabe nada de esta plaza. Oculta por la Capilla del Oidor y la Plaza de Cervantes, su indicación luce discreta a la sombra de los arbolitos. PD: Como bien pueden observar, Alcalá de Henares no sería lo que es sin esas marañas de cables colgando en todos lados.

De toda la vida haciendo caso al letrero. Sí. Éste se halla en el antiguo Cuartel de Lepanto, futuro (inminente) Conjunto Residencial Universitario de Alcalá de Henares.

Cuando los rótulos tenían ese sabor a artesanía. Situado en el casco antiguo de la ciudad. Por Trinitarios más o menos lo podréis ver.

Una de las tiendas de moda de mujer más clásicas de la ciudad. Ha cerrado recientemente para convertirse en una tienda de colchones, camas, muebles y todo tipo de accesorios para el descanso. Aunque todos los paisanos seguirán diciendo "en la esquina del real".


Próximamente más.

lunes, 10 de abril de 2017

Una De Esas Joyitas - 'Street Hassle' de Lou Reed:


Estamos delante de un disco cuya portada no augura nada pero que nada bueno y cuyo contenido suena como al día después de un fiestorro de padre y muy señor mío, a gloriosa resaca y nostalgia por los días de oro que ya se esfumaron para siempre, a magnificencia callejera, a sordidez de esa que da como un morbillo raro, a malas buenas compañías, a chulería que rompe reglas y tabúes, a terquedad rockera y también, cómo no, a un poquito de levedad... 

Y es que, no olviden, estamos hablando de Lou Reed.

martes, 4 de abril de 2017

'A Sol Abierto' de The Iluminados:

Hay artistas y grupos para los que continuar su andadura discográfica y publicar el tercer trabajo se acaba convirtiendo en algo así como la Gran Ballena Blanca para el Capitán Ahab, una piedrecitadenada para Sísifo o un control de balón para Thomas Gravesen. Es decir: En un reto vital, una tortura sin fin y un espectáculo lamentable.

Y es que los más viejos del lugar hablan de la maldición del tercer álbum. Por aquí sabíamos de la dificultad del debut y del desafío del segundo disco, pero no me sonaba que hubiera nada de nada sobre el tercer trabajo. Teóricamente y para no extendernos más de lo debido, la estructura de esta maldición es la siguiente: El primer trabajo es con el que entras en la escena y te das a conocer. El segundo es el que te garantiza tu lugar en la escena, con el que consigues tu propio sonido y hasta adquieres reputación. El tercero lo haces ya a nivel profesional, con todos los medios posibles y la cosa parece serte de lo más propicia, que Beyoncé te va a hacer unos featurings y que lo vas a petar en el mundo mundial peeeero el destino no lo quiere así. Es entonces cuando te entran las prisas y te da o por repetir fórmula o por reformar de arriba abajo tu estilo. Todo en vano: Ya no funciona ni una cosa ni otra. El resultado final no es lo deseado, la crítica te zarandea, el público gira la cabeza hacia otra parte, las ventas son más que paupérrimas… Lo llevas chungo.
 
¿Estoy queriendo decir que es este el caso de nuestro querido César Ruíz Nodar y sus The Iluminados? Pues evidentemente no. Por un lado porque para estos muchachotes lo de crear, meterse al estudio y subirse al escenario es todo un placer, no una crucifixión artística; y por otro porque su carrera discográfica es como la buena comida casera: Cocinada a fuego muy suavito, con productos de calidad y servida en la mesa con mimo. 

Pero vamos ya a lo que hemos venido, que es a hablar de ‘A Sol Abierto’. El disco 3en1: El tercer trabajo discográfico de César que está a puntito de salir a la venta, la confirmación de The Iluminados como un superproyecto más que necesario en nuestra escena musical y la más que esperada continuación de aquél ‘Un Palo Y Un Clavo’ que tanto nos sorprendió hace ya un par de años. Al darle al play nos encontramos nuevamente frente a un catálogo de paisajes sonoros ‘Made In USA vs Aquí’ donde cada canción resulta ser una escena compuesta, fotografiada y montada por César y sus chicos de forma única. 


Para empezar y como ejemplo perfecto de lo dicho anteriormente tenemos “Agua Del Torote”, temita que abre el disco y en el que podemos ver infinitos detalles de Country, de ritmos cuasidiscotequerosymachacones (esa referencia a Donna Summer de dos rombos se las trae), de guitarrazos a lo ZZ Top courtesy of Erik La Chapelle,… Y todo con unas letras que sirven de oda ¿o más bien parodia? a uno de los cursos fluviales de nuestra ciudad: El muy injustamente olvidado y maltratado río Torote.

“Correos” suena a ensoñación Western y a Thriller del bueno. Sería como la ficticia banda sonora para una película de los Hermanos Coen que remezclara ‘Fargo’ y ‘No Es País Para Viejos’. Un porche de madera con la pintura descascarillada, el crujir de una mecedora vacía, una mosquitera rota, botellas de whisky por el suelo y una sombra deslizándose al interior de la casa… ¡Yo es que lo estoy viendo!

El tercer (sin maldiciones de por medio) corte del LP se titula “Yo Sé Quién Soy” y se trata a mi parecer de una de las composiciones más sólidas de todo el álbum. Va in crescendo, haciéndose grande y contundente segundo a segundo gracias al sólido trabajo de la banda y a la tremenda voz de Pedro Gallego. Perfecta para pillar la autocaravana y recorrer sendas, veredas y caminitos cantando el “¡…y tú nooo!” a grito pelado. Del Gurugú a Yosemite del tirón. Y vuelta a empezar. Por ejemplo.


 Y llegamos a "A Sol Abierto", que es la cancioncita que da nombre al disco o al revés. La heredera legítima de “Georgia Nunca Ha Estado On My Mind” que nos recuerda dos cosas: Por un lado, el triste pasado y la infausta historia sobre la que se forjó la música americana; y por otro, aquellos supuestos y deliciosos rifirrafes entre Lynyrd Skynyrd y Neil Young. El ritmo perezoso, la armónica de Antonio García y las guitarras hacen que se sienta hasta el perezoso calor de los campos de trabajo del Sur.

Del verano, el pueblo y la tradición. De nuestras miserias y nuestras grandezas. De nuestra historia. De todo eso y mucho más trata una canción que el bueno de César se atreve a titular simple y llanamente “La Morcilla”. ¡Olé por él! Y es que no podría ser más acertado el símil. La letra es bella como una mañana de agosto y dolorosa como las marcas que surcan, configuran y a veces lastran nuestro pasado… Ya me diréis qué os parece.

La instrumental “Lluvia, Vapor Y Velocidad” nos presenta una naturaleza severa, agreste… Avasalladora. Una naturaleza en sí misma perfecta, horizontal e inmutable que en el siglo XIX acabó siendo pasto de esos cabestros que se hacen llamar hombres. La genial y cinemática instrumentación (las guitarras de César , los vientos de Arturo Pueyo y los efectos sonoros) nos transmite un paisaje inicial similar al del original “Labritja” aunque ahora truncado para siempre por imponentes columnas de humo negro, kilómetros y kilómetros de hierro gris y veloces máquinas alimentadas por carbón… Todo eso en dos  minutos y poco de canción. La música como alimento de la imaginación, amigos.

“El Dólar Dorado” nos acerca a sonoridades áridas que me recuerdan a QOTSA (ritmazo el creado por José D. Blanco y Nacho López). Un relato de malas miradas en un bar de carretera y trifulca, de curtimientos de lomos con tacos de billar, cuellos de botella empleados como bardeos, ventanales hechos añicos y a fuga en Harley.

Con “Hilarito” The Iluminados se disfrazan de Punks Rockabillies o algo así con una trama que versa de bandoleros, afeites y algo de Complejo de Edipo. No os estoy vacilando. De veras que no.

“No Te Atreves A Ser Guapa” empieza solemne como un canto de trabajo y se transforma con esos tecladitos de Sergio Molina en un temita Pop de festivos aires sesenteros. La temática podría ser también la de una de las pelis de vaqueros de Telemadrid. Me estoy imaginando hasta el título: ‘La Flor Del Desierto’, una joven (Marta de Taiacore) vive sola en un marchito y polvoriento pueblo. Su vida se encuentra en un cruce de caminos: O la soledad de la casa para la que trabaja como lavandera o las malas compañías que abundan en el saloon. Afortunadamente, en el baile cruzó mirada con el hijo del barbero (que a su vez tiene líos con los muchachos del pueblo) y no tienen más remedio que fugarse juntitos en busca de un futuro mejor. Mi padre la vería en el sofá medio sobao medio entusiasmado. Fijo.

“Licor De Elsa” cierra el disco. Una canción de cinco minutos en las que no hallarás ni descanso ni tregua sino una delicada y esmerada selección de palabras (higuera, prado, aire siempre me han resultado unas palabras llenas significado y de vida), una letra que posee más de de una interpretación o lectura (algo que caracteriza a esta gente) y una estructura que te deja sin aliento. Imposible pedir más.

¡Y chimpón!. Estas han sido mis revelaciones, sensaciones y pálpitos sobre 'A Sol Abierto'. No me queda nada más que decir. Simplemente desear que este tercer escalón sirva para llevar a The Iluminados a un nivel superior más pronto que tarde, que los veamos  rodando muchomuchísimo de escenario en escenario y que ustedes los escuchen con la atención que bien se merecen. 
¡Iluminados los quiere el Señor!


lunes, 20 de marzo de 2017

Un Disco Para La Noche - Talk Talk y 'Spirit Of Eden':


Belleza inclasificable. Habiéndolas buscado con ahínco, he de reconocer finalmente que no tengo palabras que puedan expresar como Dios manda lo que flipé con la primera escucha de este disco. Pocas veces me pasa. Algo que no sé si es bueno o malo. En fin, que lo único que sé y que quiero decir es que si cogéis este 'Spirit Of Eden' (Parlophone 1988) y os lo ponéis de noche, con la compañía ideal a la verita y con los sentidos predispuestos para bien, os dejará al final de la primera toma algo así como patidifusos, turulatos, embelesados, encandilados... Extasiados. Mínimo.

jueves, 16 de marzo de 2017

Viene con la limpia mañana... 'She Said' de Colour Haze:



El aire de la mañana huele a fresco. A limpio. Por fin. El azul del cielo es más azul que hace unos meses. ¡Hasta luego al gris!. Los pájaros, muy listos ellos, lo saben y revolotean con júbilo hasta el atardecer. La piel se desprende de sus pesadas capas y empieza a sentir gustirrinín con los primeros rayos de sol. El cuerpo y el alma piden salir ya de la prisión del invierno... Si hasta hace unas semanas estábamos pidiendo manta, sofá y música tranquilita de esa de recogerse pronto, ahora nos encontramos clamando a los cuatro vientos por un poquito de exuberancia sonora, de inventiva y de vigor musical. Somos así de contradictorios y maravillosos.

'She Said' -Elektroharsch, 2012- es el décimo LP del trío alemán Colour Haze. Un trabajo dirigido al ser humano, que apela a nuestro instinto animal y que antes de escucharse, debe sentirse y, si me apuran, hasta olerse. La magnífica combinación de Psicodelia, Jazz, Stoner y el arte de la improvisación nos pone sobre la pista correcta, transmitiéndonos imágenes únicas y sensaciones preciosas: Campos verdes, fertilidad, efervescencia por doquier, gloriosos y terrenales cuerpos que se agitan y bailan y..

Hay que hacerse con este tipo de discos. Palabrita.

martes, 7 de marzo de 2017

Una De Esas Joyitas - 'Red Roses For Me' de The Pogues:


A naturalidad de esa que destensa la vida, a modernidad y tradición (cuando uno se podía dejar cresta y a la vez fliparlo con The Dubliners sin que pasara ni media), a autenticidad, a güisquis con hielo recogidito en casa o a cervezas (Guinness y Carling en este caso) con los amigotes por ahí por las tabernas, a vivir con el juego en modo hoylodoytodoqueyamañanaDiosdirá... 

A eso suena este disco.

jueves, 2 de marzo de 2017

Una De Esas Joyitas - 'Squeezing Out Sparks' de Graham Parker:


Pues sin darnos cuenta, vamos ya por la tercera referencia que hago de este peculiar tipo. ¡Y que no decae el ritmazo, oiga! ¡Ni mucho menos!. 

Atendiendo al verdadero orden discográfico del asunto que nos traemos entre manos, 'Squeezing Out Sparks' -Mercury 1979- es en realidad el cuarto hito musical en la carrera de Graham Parker. Un trabajo que por fin pareció captar la atención de las revistas especializadas, de los críticos y del público catapultándole sino al nivel de artista megamundial sí por lo menos al de artista querido y respetado (eso que se tilda como "de culto") porque lo de las ventas de discos tampoco es que fueran nada del otro mundo, la verdad sea dicha.

Lo que mola seguir remarcando es que la riqueza musical que destila este 'Squeezing Out Sparks' es de padre y muy señor mío: Piezas acústicas como la emotivísima "You Can´t Be Too Strong" (la temática se las trae); pepinazos hipervitaminados como "Discovering Japan" (que le pregunten a Kurt Baker si la gente no la baila a día de hoy en sus conciertos), "Nobody Hurts You", "Saturday Nite Is Dead" o "Don´t Get Excited" (tres piezas perfectas para ponerse altas en casa mientras te preparas para salir a dar una vueltecita por la noche con los compis); momentos para corear cual mamarracho con "Local Girls" o más de sosiego como "Love Gets You Twisted"... Hay de todo, como en botica.

Mi favorita, con la que alucino colorines siempre que suena en casa es "Passion Is No Ordinary Word". Tiene la mezcla perfecta de sonido acústico y eléctrico (esaa guitarra de mitad de temita es matadora), una tensión y energía fuera de toda duda y uno de esos estribillos que hasta mi madre se atrevería a chapurrear. ¿No es poca cosa verdad?

lunes, 27 de febrero de 2017

Una De Esas Joyitas: Klaus Nomi.

Voz que suena a telón de terciopelo rojo con bordados en oro y a plástico sintético, cables y neones de colorines. A bel canto maridado (suena mucho mejor que hibridado) con New-Wave. Clasicismo y eclecticismo compartiendo el mismo palco. Sin aspavientos, fricciones ni traumas: Bowie, Purcell, Kraftwerk, Saint-Saens, Chubby Checker, Sparks... Batiburrillo a la germana. Con acentazo de la región incluido.

"The Cold Song" es la verdadera pieza central de este álbum, tanto en lo literal (se encuentra a mitad del minutaje) como en lo figurado (es su rotundidad la que vertebra y da empaque al trabajo). En ella, un acompañamiento instrumental como de Deutchsche Gramophon un poco ochentero sirve de perfecta plataforma para que la voz de Klaus Nomi se vaya desarrollando sílaba a sílaba, palabra a palabra y línea a línea hasta hacerse al final de la misma amenazadoramente patética, sombría... Y bella.


What power art thou,
Who from below,
Hast made me Rise,
Unwillingly and slow,
From beds of Everlasting Snow.
See'st thou not how stiff,
And wondrous old,
Far unfit to bear the bitter Cold.
I can scarcely move,
Or draw my Breath.
I can scarcely move,
Or draw my Breath.
Let me, let me,
Let me Freeze again.
Let me, let me
Freeze again to Death.
Let me, let me, let me
Freeze again to Death...

sábado, 25 de febrero de 2017

14 Meses, 14 Cerves:


La chapita de la piwo que hacen en el pueblo de mi querida señora, cerves caseras que realizamos en el taller de... cerves caseras, alemanas de colegueo, muestras de lo que se cuece en Dinamarca, la única e inigualable belga Westvleteren, Xibecas y Moritz desde los Pirineos y las nuevas referencias que se han sacado de la manga los de la Mahou.

Que  no nos fallen nunca.

jueves, 9 de febrero de 2017

'Metal Machine Music' or 'The Worst Rock 'n' Roll Record of All Time' or 'Spending A Night In A Bus Terminal' or...:

Una broma de mal gusto para con su público, una bravuconada hacia la tiranía de su discográfica o todo un señor desafío artístico... Puede ser cualquier cosa si nos ponemos a hablar del genio (elige la acepción que más te encaje) de Lou Reed y de la publicación en 1975 del polémico álbum titulado 'Metal Machine Music: An Electronic Instrumental Composition"


En mi caso, he tenido días en que creo que Lou me está vacilando (como la primera vez en que le dí al play y me quedé con las ganas de partirle los morros) y otros en que creo a pies juntillas que Lou de verdad dio un paso más en cuanto a lo personal y musical se refiere. Hoy por ejemplo es de esos días en que lo veo todo en plan positivo. Resulta que son las tantas de la madrugada y bajo la luz del flexo del escritorio la compleja marabunta de distorsiones, acoples y demás historietas ruidistas suenan realmente bellas. Es entonces cuando me acuerdo de Luigi Russolo y su 'Arte Del Ruido'Valiente visionario el italiano.

Al abrir la carpeta del disco que tengo entre manos se pueden leer unas líneas escritas por el propio Reed (con las puntuaciones y expresiones tal y como él las redactó) de las que se puede extraer alguna que otra idea la mar de curiosa e interesante. Ahí lo tienen: 

"passion -REALISM- realism was the key. The records were letters. Real letters from me to certain other people. Who had and still have basically, no music, be it verbal or instrumental, to listen to. One of the peripheral effects, typically distorted, was that was to be known as heavy metal rock. In Reality it was of course diffuse, obtuse, weak, boring and ultimately an embarrassment. This record is not for parties / dancing / background, romance. This is what I meant by 'real' rock, about 'real' things. No one I know has listened to it all the way through including myself. It is not meant to be. Start any place you like. Symmetry, mathematical precision, obsessive and detailed accuracy and the vast advantage one has over 'modern electronic composers'. They, with neither sense of time, melody or emotion, manipulated or no. It´s for a certain time and place of mind. It is the only recorded work I know of seriously done as well as possible as a gift, if one could call it that, from a part of certain head, to a few others. Most of you won´t like this, and I don´t blame you at all. It´s not meant for you. At the very last I made it so I had something to listen to. Certainly Missunderstood; Power to Consume (how Bathetic); an idea done respectfully, intelligently, sympathetically and graciously, always with concentration on the first and foremost goal. For that matter, off the record, I love and adore it. I´m sorry, but not especially, if it turns you off. One record for us and it. I´d harbored hope that the intelligence once inhabited novels or films would ingest rock. I was, perhaps, wrong. This is the reason Sally Can´t Dance --your Rock n Roll Animal. More than a decent try, but hard for us to do badly. Wrong media, unquestionably. This is not meant for the market. The agreement one makes with 'speed'. A specific acknowledgement, A to say the least, very limited market. Rock n Roll Animal makes it possible, funnily enough. The missrepresentation succeeds to the point of making possible the appearance of the progenitor. For those  for whom the needle is no more than a toothbrush. Professionals, no  sniffers please, don´t confuse superiority (no competition) with violence, power or others justifications. The Tacit speed agreement with Self. We did not start World War I, II, or III. Or the Bay of Pigs, for that Matter. Whenever. As way of disclaimer, I am forced to say that, due to stimulation of various centers (remember OOOOHHHMMM, etc.), the possible negative contraindications must be pointed out. A record has to, of all things Anyway, hypertense people, etc. possibility of epilepsy (petite mal), psychic motor dissorders, etc. etc. 
My week beats your year.

Lou Reed".



¿Qué día tienen ustedes?

sábado, 4 de febrero de 2017

Una de esas joyitas - Graham Parker And The Rumour y su 'Stick To Me':


Profundidad y honestidad. Dos características que suelen brillar por su ausencia en el panorama musical actual. 

Cuando hablamos de Graham Parker son las dos palabras que se asoman rápidamente a la punta de la lengua. Profundidad y honestidad como sinónimos de artista de largo recorrido, de fondista musical. Con una carrera trabajada y sudada sobre el escenario, a pico y pala y sin recibir zalamerías de esas que nublan la mente y distorsionan la discografía... 

'Stick To Me' suena como una descarga eléctrica directa a tus orejas y tu corazón. No le quedaba otra a Graham Parker y su tropa: Un desparrame técnico en el estudio hizo que tuvieran que recomponer y regrabar el disco de pe a pa, a marchas forzadas y del tirón. Son unos cuantos los temas que transmiten esa urgencia, nervio y energía forzada por las circunstancias. El tema que da nombre al álbum y trallazos como "Soul On Ice", "Clear Head", "New York Suffle" y "Thunder And Rain" son buena muestra de que, aunque es preferible no tentar a la suerte, la siempre odiosa presión a veces da buenos resultados.

Pero vamos, que a lo largo de las diez pistas del disco también hay un poco de espacio para el desahogo y el relaje. "I´m Gonna Tear Your Playhouse Down" tiene un toquecillo negro muy majete con arreglo de cuerdas incluido y "Problem Child" se recrea en forma de Reggae mientras "Watch The Moon Come Down" es un medio tiempo desnudito y la festiva "The Raid" cierra el álbum para irse de cerves con los amigotes.

Mi favorita de este trabajo es la única que quedaba por apuntar: "Heat In Harlem". Creo que es la canción que más se acerca al sonido que tengo asociado a Graham Parker, el que me mola y tengo como idealizado. Ese que casa Rock con Soul y se queda más ancho que largo. Guitarras que se hermanan con una sección de viento para dar como resultado un temazo con sabor añejo del bueno y tantatanta vitalidad que al escucharlo es que provoca ganas de salir a callejear por la noche... Ya me entienden.

Cada día me gusta más este tío. He dicho.

miércoles, 25 de enero de 2017

Peores Portadas Especial Modorsitos, Níveos Y Bizcochones Varios:

Ganas locas que tenía ya de hacer otra entrada de Peores Portadas. Locas sí, pero no tan descabelladas como las ideas de los directores de fotografía o los representantes de los artistas que os esperan a continuación. ¡Disfruten del show!


Si las fuentes no me fallan, Mike Terry es además de una BBBB (Bolita Británica con Brillibrilli) un talentoso pianista rollo cabaretero natural de Wakefield que ha pasado gran parte de su vida entreteniendo a los turistas guiris en distintos bares y salones de hoteles en Benidorm (no es broma) y que actualmente y gracias a Dios se encuentra retirado.


Vamos a ver Alejandro Fernández... ¡No! ¡No, no y no! Defenestración ya al responsable de esta portada que nos representa a todo un mariachi chapero ochentero en pleno apogeo vital.


Jim Post es un compositor y cantautor de Folk tejano que por lo que he estado escuchando de él, la verdad es que mola bastante. Esta portadita, que se las trae, pertenece al disco de 1978 'I Love My Life' y tiene unas cuantas canciones realmente interesantes. Lástima de esa mirada penetrante tan fucker, ese bigotón machoalfesco y esa chorretón recorriéndole la espalda... Lástima.


Que sus pechitos y el animal print no os engañen. Lo que tenemos delante no es una vedete cualquiera o una actriz de El Destape no... Estamos delante de un compositor y pionero sueco de música electrónica llamado Hans Edler. Casiná. Hay por ahí unas grabaciones suyas de 1971 que no están del todo mal como por ejemplo "My Third Eye" (tampoco es broma) pero es que el aspecto del pavo hace que todo el edificio se nos venga abajo. Eso es así.


Michael Henderson es un compositor, vocalista y músico de sesión de auténtico nivel (su bajo eléctrico sirvió en las filas de gente del prestigio de Marvin Gaye, Aretha Franklin, Stevie Wonder y Miles Davis entre otros) que a mediados de los 70 decidió emprender un camino en solitario dentro de los sonidos más juguetones, húmedos y calentitos. Para Buddah Records sacó un puñado de discos bien repletos de Funk pegajoso, Disco muevecaderas y Soul suavón del mojabragas. Miren, escuchen y opinen:

martes, 24 de enero de 2017

-"Wasn´t he brave? To do what he did?"

Acabo de finiquitar la biografía de David Bowie 'Starman', un fenomenal trabajo de Paul Trynka. En el último capítulo se menciona esta interpretación en directo de "Life On Mars?" como uno de los momentos más maduros, emotivos y brillantes de su carrera. Y no es para menos. Sería la última vez que subía a un escenario para hacer lo que tan bien sabía hacer... 



-"Wasn´t he brave? To do what he did?"

viernes, 13 de enero de 2017

Recuerdos de Japón:


Tinta, papel y amor en el Jardín del Palacio Imperial de Tokio.

sábado, 7 de enero de 2017

Breve resumen de fin e inicio de año:

¡Vacaciones! Los primeros trabajos de Graham Parker. Nuevo árbol de Navidad y nuevas piezas para nuestro Belén. Lianne La Havas. Nochebuena. Frío. Resfriado. ¡Bah! Parece que no es nada. Frank Sinatra y Dean Martin vuelven al ataque. Viaje a Copenhague con la dueña de mis sueños. El Tivoli. Luces, miradas enormes como de niños y los deliciosos smorrebrød. Tiendas de música en la que rapiñar cositas de The Cardigans y The Raveonettes. Vuelta a la patria y mira por dónde que hace más frío aquí en Alcalá que en Copenhague. Las uvitas y sí... Gripe. Destemple. Tiritonas. Infusiones y mimos a tutiplén. Fiebre y trapos húmedos. Dolores por todo el cuerpecito y toses y mocos y flojera... Sanseacabó. Haya paz:

domingo, 18 de diciembre de 2016

Una de esas joyitas - Graham Parker And The Rumour y su 'Howlin´ Wind':


¡Este invierno ya tengo mi juguete favorito! ¡He recibido por fin la caja '5 Classic Albums' del señor Graham Parker y me lo estoy pasando pirata!

Parece que fuera ayer, leches... Recuerdo aquel puñado de canciones que se colaron en el mp3 y estuvieron acompañándome durante un período un poco raro de mi vida, dejando con ello una gratísima sensación que aún hoy perdura. Parecerá una tontería pero tarareando sus canciones logré espantar todos mis males. Por eso precisamente, sentía y creía que le debía una al bueno de Graham.

Desde ese momento, encontrar sus discos en las tiendas se convirtió en uno de mis retos y una de mis tareas más imposibles de la historia. Solamente daba con recopilatorios y discos de importación de precios escandalosamente escandalosos... El retraso a la hora de saldar la deuda me empezaba casi a avergonzar. 

Gracias a Dios, di con esta caja publicada por Universal. Estamos ante la típica caja que reúne unos cuantos discos empaquetados en cartón imitando la versión del vinilo, con un muy buen sonido y un precio ya sí que sí razonable. No voy a ser más pesado con datos técnicos. Lo bueno, lo realmente bueno es que por fin puedo tener al alcance de mi mano los primeros discos de este hombre. Por fin. 

Lo que más me gusta de Graham Parker y su banda The Rumour es la autenticidad. La sensación de autenticidad que transmitían e imprimían en discos como 'Howlin´ Wind'. Su música, con toda la riqueza que contiene, no muestra resquicios o dudas de falsedad, pose o moda. Es directa y honesta. Ya te pueden estar tocando canciones como "Soul Shoes", "You´ve Got To Be Kidding" o "Not If It Pleases Me" en las que se aprecian retazos de los Rolling, de Van Morrison y de Elvis Presley que en realidad se están mostrando ellos mismos. Porque Graham Parker And The Rumour son hijos de su época. Del fértil y riquísimo panorama musical británico de la segunda mitad de los 70. Su repertorio en 'Howlin´ Wind' incluye Blues, Soul, Rock And Roll, Folk, Reggae... Y no pidieron disculpas a nadie. 

Entre los temas más grandes de este disco se encuentran "White Honey", "Nothing´s Gonna Pull Us Apart" o "Don´t Ask Me Questions" pero personalmente me quedo de este trabajo con "Gypsy Blood" y "Lady Doctor". Ambas tienen letra como picarona pero mientras la primera tiene un tratamiento más acústico y contenido, la segunda suena lujuriosa y suavona, arrastrándose hacia ti con ojitos... No se los apartes.


Próximamente os hablaré del segundo disco en orden cronológico que aparece en esta caja: 'Stick To Me' de 1977. Si me disculpan, voy a darle unas cuantas y merecidas escuchas, maduraré la sesera y nos vemos por aquí.


¡Abrazos a todos!

domingo, 11 de diciembre de 2016

Guía de 'kiełbasas' para el español I:

Viajar tiene cosas muy bonitas. Se ve mundo y se amplían nuestros conceptos, cuando no caen estos fulminados para siempre. Viajar viene muy bien para relativizar sentencias y conocer que hay algo más allá de nuestro jamón y nuestra tortillita de patatas. Viajar supone hablar en otro idioma, entender otras cabezas y sí, comer y degustar unos platos que no son los que tu abuela te hizo toda la vida... Viajar hace que te plantees preguntas todo el rato, como aquella de si los ingleses tienen sus fish and chips, los alemanes su chucrut y los franceses tienen su paté.... ¿Qué es lo que tienen los polacos? 

Esa pregunta me la planteé hace unos añitos. Y a día de hoy me sigo dejando sorprender con las respuestas: La gastronomía polaca tiene una riqueza infinita, una repostería finafinafilipina y sobre todo, una colección de salchichas (kiełbasa) de las de quitarse el sombrero. Así que a eso me voy a dedicar en las próximas entradas, a hacer una pequeña, personal y humilde guía del maravilloso mundo de las salchichas polacas:



 Kiełbasa Śląska: Corta y de gran grosor, como las piernas de Roberto Carlos. Ni fresca ni curada. A primera vista no llama mucho la atención pero presenta un ahumado y una jugosidad sublimes que la convierten en la estrella de todas las barbacoas en los veranos de Polonia. Dejaos de oscarmayer, bratwurst y demás movidas germanas, de verdad. Dadle a la Slaska y ya me diréis. Cuanto menos perfecta o bonita parezca, más artesanal es y por lo tanto, más rica.



 Kiełbasa Wiejska: O de pueblo. Es junto a la Śląska de las salchichas polacas más comunes en el mercado de España. Tienen un grosor, longitud, ahumado y curado medio. Dependiendo de la calidad puede variar su carga de grasa (cerdo y pavo) y el suave especiado (ajo, mostaza y pimienta negra principalmente).  Son ideales para pasar un poquejo a la plancha y servirlas en bocadillo (o kanapka tal y como dicen los paisanos) con un pan tostado, cebolla frita, unas rodajitas de pepinillo fermentado y un chorro de ketchup y mostaza sarepska. A veces puede hacerme el apaño para servir de guarnición para la sopa Żurek. De mis favoritas.



 Kiełbasa Kaszanka: De mis perdiciones. Es una morcilla como las de aquí de toda la vida de Dios pero en lugar de tener cebolla o arroz tiene kasza, que es un cereal que por estos lares conocemos como trigo sarraceno o alforfón… Espectacular para comer frita o a la barbacoa. Espectacular.



 Kiełbasa Dla Chłopa: Estamos ante una salchicha bastante curada y de calidad, con un porcentaje de carne muy superior al de grasa y con un regustillo final un tanto dulce que en resumidas cuentas hace que personalmente prefiera comerlo sólo, sin acompañamiento de ningún tipo, para así disfrutar de su saborazo.



 Kiełbasa Krucha Z Galaretką: Al parecer, por lo que he podido leer en páginas que hablan sobre este producto, estamos más ante una reciente innovación que ante una salchicha tradicional, muy a nuestro pesar. En resumidas cuentas es la mezcla de una salchicha en cuanto a formato o continente pero con un contenido que se queda a medio camino entre la carne de una salchicha y el salceson (que en el mundo de los embutidos polacos viene a ser lo que aquí conocemos como cabeza de jabalí, esa mezcla de carne, condimento y gelatina). Está rica sí, pero el resultado en boca no es del todo satisfactorio. El sabor es pobre teniendo en cuenta las infinitas opciones que tenemos en el mercado, no tiene mucha consistencia, se rompe, se le sale el jugo gelatinoso… Una y no más. Creo.

Y eso es todo por hoy. Despidámonos con una cerveza fresquita en la mano (ŻywiecŻubr o Tyskie pueden ser buena elección) y con los Happysad de fondo: 




DO DNA!