miércoles, 6 de abril de 2011

Los King Crimson del siglo XXI:

A ver, a ver, vayamos por partes… Todos sabemos que King Crimson son históricos, unos titanes insuperables y que cualquier comparación o paralelismo que se haga con ellos suele acabar mal para el contrario, ¡pero me diréis que el titular que he escogido no os ha llamado la atención para empezar a leer!

Volvemos de nuevo a las andadas con Motorpsycho, esa especialísima banda "trondheimiana" -supongo que se llamarán así los ciudadanos de Trondheim y si no es así, pues lo siento en el alma-, que en los últimos tiempos se está convirtiendo en una banda fija en las sesiones musicales que me doy en casa, saliendo de los altavoces de la habitación y rondando por mi cabeza día sí y día también.

Como hemos dicho al principio y siguiendo los consejos del tópico, las comparaciones son odiosas y desagradables, pero si tanto el Rey Carmesí como Motorpsycho tienen algún rasgo o punto en común es esa habilidad o don natural para crear con su música mundos fantásticos, sensaciones y ambientes a los que recurrir de vez en cuando, con tan sólo darle al "play", para volar y escapar de este cada vez más feo y opresivo mundo.

En Du-Dum-Dum ya hemos comentado algunas cosas sobre esta banda y hablado de la grata impresión que nos causaron en su momento discos como "Let Them Eat Cakes" y "Black Hole/Blank Canvas", pero como la afición por Motorpsycho va "in crescendo" y parece que es ya un no parar, aquí venimos con el penúltimo disco que he comprado de esta gente –y digo penúltimo porque tengo que decir que ya viene otro en camino-…

El disco en cuestión fue publicado en 2.008 por Stickman Records y se titula "Little Lucid Moments".


Los que ya hayan escuchado a Motorpsycho sabrán bien que el intrincado asunto de las etiquetas, categorías y estilos no va con ellos debido a que la personalidad y las ganas que tienen de hacer MÚSICA va por delante de esas barreras. Por tanto, con estos noruegos, eso de crear una lista infinita de términos como Space Rock, Stoner, Vanguardia… se convierte en uno de los mayores aburrimientos del planeta. ¡Si es que ya sólo les falta meter en sus canciones un pasodoble o un chotis para tocar todos los palos habidos y por haber!
Aunque eso sí, para aclarar un tanto la cosa, se puede decir sin lugar a dudas que “Little Lucid Moments” es una continuación de "BH/BC", pero algo más ambiciosa y arriesgada tanto en su concepción como en su puesta en marcha ya que es un álbum compuesto únicamente por 4 piezas de larga duración en el que el ahora trío formado por Hans Magnus Ryan, Bent Saether y Kenneth Kapstad da un paso adelante más en busca de un sonido en la que la experimentación, los momentos de improvisación que nos retrotraen al Miles de pelo afro y esa perfecta combinación entre potencia metalera y atmósferas progresivas son los elementos principales que emplean con maestría estos tipos para desarrollar su compleja obra.

Como todos los discos están hechos más para ser escuchados que para ser leídos, voy a terminar con una recomendación: Si tenéis unos 12 minutillos libres, es mejor que en lugar de ver la tele -que últimamente no conduce a nada bueno- por lo menos escuchéis el tema más cortito que aparece en “Little Lucid Moments”. Exactamente en estudio son 11 minutos y 26 segundos que despuntan del resto del trabajo por esa sensación de suavidad, calidez, nocturnidad y tensión casi sexual que transmite la música, aunque luego las letras creo que van por otro lado...
Aquí está el vídeo en directo -mejor a pantalla completa ya que la calidad de audio y vídeo acompaña- del soberbio “Year Zero” :

La próxima vez que aparezcan estos tipos por aquí será para hablar del concierto que harán en Madrid dentro de un par de semanas.

¡Hasta entonces!

11 comentarios:

  1. la calidad del vídeo, la calidad del audio y fundamentalmente la calidad del grupo acompaña! 12 minutos bien invertidos, sí señor.

    ResponderEliminar
  2. buena comparacion, lo cierto es que estos tipos son capaces de transportarte con su musica

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Amigo, mira que los Crismon del siglo 21 siguen siendo buenisimos... Jajaja

    Voy a escuchar esto. Muchas gracias. Y si, yo he aparecido como imantado...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fanatico de la corte frippiana,me pongo ya a comprobar lo que vuestro articulo dice.Os dejo link de mi blog discos pensados. Os pongo en el mio. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me interesan mucho, sobre todo tras el titulo del post! Aunque KC solo hay unos , y nadie los igualara , ni un poquito!
    Pero me voy a interesar por ellos.Que disfrutes del bolo, ya contaras!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me encanto la verdad. Aun asi no los consideraria los nuevos King Crimson. Me parece que van mas en una onda de alternativo. Estan mas por el lado de Porcupine Tree. Tal vez si los nuevos Flower Kings. Con esos si les encuentro mas similitudes.
    Excelente aporte!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Tu excelente reseña y el video lograron que me interesara por esta banda que me era totalmente desconocida y de paso me hiciste recordar a Livin' Blues, aquella banda holandesa que "bluseaba" muy bien y como si fuera lo más natural.

    ResponderEliminar
  8. hola victor hugo, tengo un nuevo blog. por favor actualizame en tu lista. sí?

    http://zapallomusica.blogspot.com/

    un abrazo
    a.
    zapallo musica

    ResponderEliminar
  9. Muy buenas:
    Te escribo mientras suena Year Cero, puestos a jugar , para mi los KC modernos son Tool . Un saludo

    ResponderEliminar
  10. tengo q decir q el diseño no es mio ... pero gracias de todos modos :)

    ResponderEliminar
  11. Raúl: Sí, eso también, que se me olvidaba:)

    Nortwind: esa era la capacidad que más quise destacar, la de llevarte a donde quisieran ¡Cómo nos gusta eso!

    Freaky Boy Hood: Los Crimson serán un pasote siempre:)

    Carlos: ¡Ahora nos vemos!

    Tsi-Na-Pah: Eso está clarísimo. Como dije, las comparaciones que se haga de KC con cualquiera siempre tendrá un resultado triste para el adversario:) Pero que estos noruegos son geniales y tienen esa capacidad creativa casi sin límites, tambien lo digo.

    Werty y Ariel: ¡Eso sí que son aportes los vuestros, tíos! Ahora me apunto a Porcupine Tree -creo que me suenan de alguna relación con Dream Theater-, Flower Kings -ni idea de ellos- y Livin´Blues -que igual que antes:)-

    Adriana: Ahora te cambio.

    CRN: He estado leyendo y escuchando cosas ahora de ellos porque no los conocía. Suenan un poco más industriales y según he leído, el mismo Fripp no ve muchas semejanzas entre KC y Tool aunque sí que puede hacer influencias más intangibles. La verdad es que han gustado mucho sus vídeos y sus canciones.

    BFG: pues porque soy muy de secano y la costa me pilla retirada, de lo contrario utilizaría bastante las tablas de surf como soporte... Tiene que molar. Aún así lo que está claro es que en las fotillos de tu blog hay buen gustoXD

    ¡Gracias a todo el mundo por los consejos musicales y las apreciaciones Crimsonianas!

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidas las opiniones. Por favor, emplea el buen gusto, el respeto y el sentido del humor: