domingo, 2 de enero de 2011

Una Joyita: Grizzly Bear - Veckatimest

Ayer no existí. Supongo que a muchos de ustedes les habrá ocurrido lo mismito, pero bueno, ya estamos totalmente recuperados del ajetreo pasado y listos para seguir hablando durante de las músicas, dibujos y demás cosas que llenan la vida de servidor durante este nuevo año.

Con el paso del tiempo, las acciones o hechos que se repiten acaban conviertiéndose en costumbres y éstas a su vez se consolidan en forma de tradiciones. Si esto no es del todo así, por lo menos sí que se aproxima…
Y que se me ocurra ahora mismo, en este blog hay una tradición: me gusta abrir el año con música de mucha enjundia y clase, así que vamos a cumplir y reiniciar este hábito con un grupo que en los últimos meses ha sonado casi a todas horas en mi ordenador, equipo de música y mp3: Grizzly Bear.

Describir el sonido que surge de “Veckatimest” -el disco que tengo de ellos- me resulta harto complicado dada la amplitud de miras, de recovecos y de géneros o estilos por los que pasean su palmito musical los chicos de Grizzly Bear. Por entre las 12 pistas del disco en su edición normal se aparecen elementos de Pop e Indie, de Folk vocal y aparentemente campestre, de Lo-Fi que cualquiera podría hacer, de Psicodelia molona, de Electrónica difusa, de Abstracción y Experimentación a raudales, de Ambiental o Easy Listening de ascensor e incluso algunas trazas de Musical de Broadway.
Entre las páginas y sitios de Internet que he visitado para saber más de ellos se utilizan mucho estas etiquetas, pero sobre todo las que más me llamaron la atención fueron las de "Anti-Folk" y "Freak-Folk". De verdad, brillantes...

En sus dos primeros discos: “Horn Of Plenty” -2.004- y “Yellow House” -2.006- dejaron ya constancia de la capacidad musical y artística que poseía Grizzly Bear, pero se manifestaban todavía de una forma muy bruta o basta en la que la abstracción, experimentación y el sonido Lo-Fi servía de base para crear canciones complejas y abigarradas, profundas y bellas en el fondo, pero que difícilmente entraban en nuestra cabeza a la primera escucha. Como muestra de la fase inicial, ahí suena una pieza de su primer disco, titulada “Merge”:


Pues tras estos dos álbumes, unos cuantos EP´s y tocar con Radiohead -grupo del que son grandes admiradores-, se pusieron manos a la obra para finalizar y llevar en 2.009 a las tiendas Veckatimest: el disco protagonista de hoy que me lleva varios meses por la calle de la dulzura.
Fue mi primera toma de contacto con Grizzly Bear y para expresar lo que sentí en aquél momento sólo puedo hacer una descripción que considero bastante gráfica: fue como estar ante unos Fleet Foxes más urbanos y alquimistas.
Entiendo que es una apreciación apresurada, errónea y poco aclaratoria, pero eso es lo que se me vino a la cabeza en su momento.

El disco en su totalidad me parece uno de esos tesoros de la música actual, resultado de unos músicos que han aprehendido los sonidos pretéritos, sin convencionalismos revival de por medio y los han asimilado/actualizado de un modo natural, dejando a un lado lo frívolo, pretencioso o chic. Y resultado también de haber desbastado y pulimentado el sonido que llevaban haciendo desde tiempo atrás. De sacar lo mejor que tenían dentro.

La primera canción que me sonó de ellos es "Two Weeks", que a muchos os recordará de un anuncio de coches -la verdad es que en mucha de esa publicidad ponen mejor música que en la radio-. La canción en sí es de las más vendibles de la banda, con la que lograron darse a conocer a un público más amplio, tocar en programas de gran audiencia en los USA y leerse de refilón en alguna “revistilla modernilla”, pero eso en absoluto tiene que entenderse como algo negativo o reproblable. Es el ejemplo perfecto de lo que dije antes, pues en este tercer trabajo los Grizzly Bear decidieron potenciar otros puntos que estaban ya latentes en su anterior obra: los juegos y armonías vocales ahora se presentan más cristalinas y brillantes, las melodías menos volubles y más perceptibles, un sonido en general más nítido y adictivo... El videoclip que acompaña esta canción es de lo más extraño que me he echado a la cara, pero mejor será que nos vayamos acostumbrando a estos gustos porque parece ser un hecho habitual de esta banda el que los vídeos sean de todo menos comunes:


A grandes rasgos, si algo me gusta de la música es la capacidad que tiene para llevarme a otros sitios maravillosos en los que poder olvidar durante unos minutos lo podrido y malo que se está volviendo este mundo... Pues bien, por todo eso a mi existencia le ha venido de lujo conocer a Grizzly Bear. Sé que cuando quedo prendado de algo que me conmueve por dentro e intento comunicarlo a los demás, luego me expreso de forma muy vehemente. Así que si no me creen, escuchen este sublime tema:


Magia, inventiva, imaginación, creatividad, inspiración, talento, fantasía, ilusión, ensueño y fascinación son las diez palabras que se me ocurren para retratar la música que hacen los señores Edward Droste, Daniel Rossen, Chris Taylor y Christopher Bear.

Nada más hay que añadir. Ahora se quedan con estos dos temazos y sus respectivos vídeos.
“Ready, Able” es uno de los temás más oscuros y misteriosos del álbum y la animación que la acompaña no hace sino aumentar esa sensación:


“While You Wait For The Others” es mi canción favorita de Veckatimest. Esa contraposición de suavidad coralina y tensión guitarrera es soberbia:



Eso es todo amigos.

8 comentarios:

  1. En mi caso ayer mucha gente se sorprendió de que no tenía resaca y madrugué jaja si es que yo no las celebro aunque me encantan estas fiestas por los niños. Sólo he escuchado el primer video, no tengo tiempo para todos, y está muy bien,no los conocía, un besote y feliz año!!

    ResponderEliminar
  2. Me lo has dicho todo. Como estar ante unos Fleet Foxes mas urbanos y alquimistas. Y ese comienzo de Two Weeks.

    Fantastico. Me los pido para los Ciber Reyes.

    Muchas gracias y feliz año.

    ResponderEliminar
  3. Se nota que te apasiona este grupo, menudo post te has marcado, me gusta lo que he escuchado, no los conocía fuera de la canción de la publicidad. Me lo quedo en la retina para darle una cata.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. la primera vez que los vi estaban todos tocando dentro de un cuarto de baño, en esa maravillosa mina de oro videoclíptica que es "la blogotheque", y flipé en todos los colores, la verdad. son un grupo distinto, imaginativo, que nunca sabes por dónde van a salir en el viaje de sus canciones, con tantos cambios, distintas atmósferas, pero que normalmente aventuran pasos acertados, a pesar de lo inverosímiles, a veces. un grupo sobresaliente, en definitiva.

    ResponderEliminar
  5. Vir: si son festas son fiestas:)

    Freaky Boy Hood: un grupo especial. Me alegro que te gustaran.

    Txals: pero mazo. Para este año tengo que aprender a controlarme y ser más comedido cuando hable de algo que me gusta:)

    BFG: ¡¡igualmenteeeee!!

    Raúl: ese video en directo del que hablas lo vi un poco más tarde y me di cuanta de que estaba ante un grupo que en vivo tmbn funcionaba y que tenía magia. Lo de la Blogotheque es maravilloso, luego he descubierto más grupos y canciones gracias a ese sitio.
    ¡Qué suerte tenemos!:)

    Gracias de veras a todos por los comentarios, apreciaciones y opiniones. ¡¡Nos vemos/leemos!!

    ResponderEliminar
  6. heeey, impresionanteee...
    sobre todo while you wait...
    gracias por los videos y la musica.
    conoces loyalty to loyalty de los cold war kids. te gustaría seguramente...
    ciao...

    ResponderEliminar
  7. To: ¡hey! Pues no había escuchado nada ese nombre de grupo. Gracias por la recomendación -no te puedes hacer la idea de lo que me mola conocer nuevas cosas- Me los apunto y ya te comento en tu blog a ver qué tal:)

    Saludos.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidas las opiniones. Por favor, emplea el buen gusto, el respeto y el sentido del humor: