lunes, 19 de noviembre de 2012

Una Joyita: Jackson Browne - 'Running On Empty'.

Como acertadamente nos recuerda el sabio refranero popular español, no hay mal que por bien no venga... Porque el hecho de prepararme un guión con unas pequeñas notas sobre Jackson Browne y su disco 'Running On Empty' para unas cosas de la radio me han dado pie, finalmente, para poder hablar de un álbum al que llevaba bastante tiempo buscando un lugar y momento perfecto para aparecer en este Blog.


Para empezar así sin cloroformo, diré que Jackson Browne es un reconocido y prestigioso artista estadounidense vinculado a la costa oeste, a California, aunque a los amantes de la Historia -y más aún Prehistoria- les gustará saber que por cuestiones familiares y militares de su padre le tocó nacer en la localidad alemana de Heidelberg.

Ya bien entrados los años 70, Jackson Browne empezó a adquirir el reconocimiento que se merecía por parte del gran público como miembro activo de ese selecto y elegante círculo de grandes del sonido americano que siempre asocio no sé por qué a musicazos de la talla de James Taylor y Carole King, aunque sus inicios en este mundillo tuvieran lugar unos cuantos años atrás como letrista a sueldo de figuras como Joan Baez -que injustamente para muchos pasará al recuerdo como 'la novieta de'-, la bella Linda Rondstadt o los mismísimos Eagles -no olvidemos que el primer gran éxito que tuvo la banda, "Take It Easy", corría a cargo de la dupla JB/Glenn Frey-... Me da que algo de talento tenía el amigo.

 

Pues bien, 'Running On Empty' es uno de los discos en directo más audaces y novedosos que han tenido la oportunidad de disfrutar mis orejitas... Y creo que puedo explicarme y desarrollar esa sensación que me dio su escucha a través dos puntos:

El primero, es que 'Running On Empty' no es el típico álbum repleto de clásicos y grandes éxitos que sacan de vez en cuando los artistas consagrados a modo de regalo para sus fans, pero que en realidad a la hora de la verdad acaban aportando poco o nada a sus carrera discografías -aunque sí a sus bolsillos-, no. En este LP, que por aquél entonces era su quinto trabajo, todas las canciones fueron tocadas por primera vez ante el público que asistía a lo largo de la gira que JB estaba dando con su banda en el verano del 77. Eran canciones desconocidas para los espectadores, no habían aparecido en trabajos previos del compositor, no formaban parte de su repertorio... Una idea muy arriesgada que creo que poca gente se podría realizar hoy día ya sea por falta de talento, de valentía o por presiones-negaciones con la compañía discográfica de turno ¿Que no? Hay que tenerlos muy grandes, tener mucha confianza en lo que uno hace...

 

El segundo, ya para rematar la faena, es que resulta que Jackson Browne debió pensar que grabar estas canciones como se ha hecho toda la vida -es decir, sobre el escenario- era algo un pelín vulgar, por ello decidió que muchos de estos temas fueran registrados para la posteridad en lugares tan poco habituales como en las distintas habitaciones de hotel donde se alojaban para descansar entre las actuaciones -así ocurrió con "The Road" y "Shaky Town" por poner un par de ejemplos-, en los camerinos -caso de "Rosie"- o incluso dentro del autocar que iba llevando a toda la tropa de ciudad en ciudad... De hecho, si se presta un poco de atención, en "Nothing But Time" se puede escuchar de fondo y muy sutilmente, el ronco motor de un Continental Silver Eagle.

Si más arriba decía lo de tropa, que no se me enfade el personal porque no lo decía con maldad ninguna ya que si hay algo de lo que no cabe la más mínima duda es que JB se rodeó de grandes amigos como el guitarrista Danny Kortchmar -socorrido músico de sesión por el que tengo gran aprecio y al que dediqué una entrada hace bastante tiempo-, al barbudo Lee Sklar -otro que tal baila y que no ha grabado con nadie- o como al peculiar David Lindley, que entre otras cosas estuvo sublime en su aportación vocal en la recreación de "Stay", un clásico del grupo Doo-Wop Maurice Williams and the Zodiacs.

 

Por todo esto y por mucho más que seguro se me escapa, 'Running On Empty' es un álbum que hay que escuchar por lo menos por lo menos, una vez en la vida.

4 comentarios:

  1. Mi primer disco de Browne y siempre mi favorito.Ademas me lo firmo, con lo que le tengo aun mas cariño.Muchos dicen que The Pretender es el mejor, pero este como a ti me parece que es un disco que todos deberian escuchar al menos una vez!
    A+

    ResponderEliminar
  2. Interesante. Conocía el tema que da al nombre del disco y no tenía ni idea del asunto de la peculiar grabación. Tomo nota.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Uno de mis discos basicos de juventud, estoy de acuerdo contigo que merece la pena al menso una audicion, y es bastante posible que apeteca repetir

    ResponderEliminar
  4. joer, y yo sin tener ni puta idea. voy a conseguir esta joya inmediatamente, no vaya a ser que me muera mañana! sigo aprendiendo.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidas las opiniones. Por favor, emplea el buen gusto, el respeto y el sentido del humor: