viernes, 30 de septiembre de 2016

St. Paul And The Broken Bones. El conocerles, el concierto, el todo:


Surcando los mares de Youtube en busca de sonidos bonitos con los que camelarme a mi señora y deleitarme un poco las orejas me dí de bruces con un chico blanco así como fuertecito, con gafas y cara de bonachón que tenía pinta de haber recibido muchas collejas en el colegio y que cantaba como todos los negros del mundo. Probé una canción, otra y luego otra más. Bien bien. En estudio suena muy bien. Pero como estamos ya muy picardeaos y no nos fiamos ya ni de nuestro padre, pusimos en la barra del buscador la palabra maldita, la que viene a ser algo así como el frotis del CSI, el olfato de una madre y la prueba del algodón en el mundo de la música: live.

Y ahí es que ahí estos mozalbetes de Alabama hasta se superan en esto del Soul Clásico. El miércoles 27 de julio de 2016, Paul Janeway y compañía hicieron volar por los aires el techo del Teatro Barceló de Madrid. La excusa de todo ese pifostio era presentar un segundo disco del que no conocía nada. ¡Y lo mejor de todo es que no hizo falta! Ya que puedo poner la mano en el pecho y decir que fue, es y será uno de los mejores conciertos a los que he tenido la suerte de asistir. Acompañado por mi Euterpe particular, temas como "Sugar Dyed", "Don´t Mean A Thing""Like A Mighty River" y "Call Me" sonaron más vibrantes, enérgicos, sensuales, elegantes y encantadores que nunca.

Pese a toda esta exaltación, también he de señalar que lo mejor de la banda está afortunadamente aún por llegar. Cuando St. Paul madure más (es joven y no cabe duda que lo hará) y relaje la raja un poco, el repertorio de la banda dejará de ser tan explosivo e histriónico para pasar a ser tan profundo y rico en matices como lo puede ser por ejemplo un buen vermucito a mediodía. ¿Ustedes que opinan?

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 5 y final: David Bowie y 'The Thin White Duke Live':


Desde siempre he sido una persona que vincula todo, absolutamente todo, a la música: El amor (un segundo de Paul Collins cambió mi vida), las amistades (hay encuentros que bien merecen una canción), los buenos momentos (el saber que aprobé la última nota de la carrera siempre irá ligada al subidón inicial del "I´d Run Away" de The Jayhawks), los malos (discos que lo siento por ellos pero no volveré a escuchar jamás), los olores (el del aire fresco de las mañanas de primavera me obliga a poner entera la discografía de Triana), los colores (no sé, pero el gris del invierno siempre llamará a mi puerta con Bill Evans) y los lugares...

En este caso, con nuestro viaje se dio una conexión con la música de David Bowie. No fueron ni una ni dos ni tres que coincidimos en la travesía por Polonia con el genio de Brixton: La primera vez tuvo lugar estando aún en el aeropuerto Berlín-Schönefeld, cuando cuando pasamos por una tienda en la que estaba sonando "Under Pressure". Buen augurio. 

La segunda ocasión fue paseando por Varsovia. Recorrer las calles por lo poco que queda del antiguo gueto o los pasillos del Museo del Levantamiento y sentir dentro de los huesos cómo fluían los sintetizadores de "Warszawa" fue toda una experiencia. 

No hay dos sin tres. En un Alkohole 24h de Cracovia (no pregunten qué hacíamos ahí) entró un señor que llevaba puesto en su móvil para el disfrute de todo el mundo el "Heroes"... ¿Casualidades? Pues no creo.

Ya el culmen vino cuando disfrutando del ambiente de la Plaza Mayor de Cracovia y rebuscando en la tienda de discos de barato que mencioné en la anterior entrada dedicada a Kroke nos encontramos además con un disco un tanto piratilla de Bowie titulado 'Thin White Duke Live - Recorded In The USA Between 1972 And 1990'. ¡A la saca! ¡Y qué paciencia la de mi santa esposa!

Escuchado y analizado en casa con tranquilidad únicamente puedo decir que es un discocuriosidadparaadmiradoresycoleccionistasdebowie. Según he visto en alguna que otra página web especializada en el artista. Presenta muy poca información sobre el personal y menos aún sobre los lugares en que se hicieron las tomas. La recopilación de temas muestra una mezcolanza de grabaciones hechas en distintas décadas que de hecho puede descolocar a quien no esté acostumbrado a la mutabilidad estilística de Bowie. La calidad de las mismas, para ser un bootleg, es más que decente y destaca en su repertorio por mostrar un predominio de canciones pertenecientes a su época dorada de los 70 más unas cuantas pinceladas de los 80. Por cierto, ni rastro de creaciones de los 90.

Espectacular la versión anfetamínica de "Scary Monsters", la siempre descarnada "Rock And Roll Suicide", un directo que no había escuchado nunca de "Andy Warhol" y la unión del "Fashion" con el "Let´s Dance" que deja al público asistente loquísimo. O por lo menos a mi me deja así.


Abrazos y gracias por haber estado atentos a esta peculiar y limitada serie de entradas dedicadas a nuestras peripecias por Polonia. Próximamente seguiremos con la línea habitual: arte, pintura, música, cultura... ¡De todo y para todos!

viernes, 16 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 4 - Kroke y 'Eden':


Se nos vino la noche encima. Y dejamos que así fuera, pero con el cielo por techo. Paseamos por las calles de Kazimierz. Tras cruzar esa frontera imaginaria que es la línea de tranvía en Józefa Dietla nos esperaban la vieja sinagoga, el cementerio judío, la tenue luz de los restaurantes en Szeroka, ecos de música Klezmer tocada en directo, el elegante chunda-chunda de los bares más in del mundo, la brisa del Vístula... Una sorpresa a cada paso.

A la mañana siguiente había que recorrer de nuevo la plaza mayor de Cracovia, más conocida como Rynek Główny. ¡Señores de Madrid y Salamanca! ¡Qué malas pueden ser las comparaciones entre plazas mayores! 

El estar en esta ciudad y el conocer la obra de una pedazo de banda local como Kroke solamente podía significar una cosa: No debía perder la ocasión de buscar por las tiendas algún disquito de esta gente. En la ya mencionada Empik nada, en las tiendas musicales del centro tampoco... De Clásica y Disco-Polo lo que quieras, pero nada a la vista de mis largamente admirados Kroke. Nada. Nada hasta que mi querida mujer me animó a preguntar en un puesto de discos de barato en la mismísima plaza. Fue ahí cuando, entre polaco e inglés, conseguimos dar con 'Eden' (Oriente Musik-1997). Seguramente uno de los billetes de 10 złoty mejor invertidos de la historia mundial.


Hace ya un porrón de años que hablé por primera vez de Kroke. Corría el 2010 y fue para nuestros Sultanes Del Swing. Buenos tiempos de radio sin duda. Tiempos en los que lo mismo te hablabamos del tíoraro de Tom Waits que de los polaquillos de Kroke, una de las bandas que más me ha interesado desde siempre en ese evidentemente inabarcable género llamado Músicas del Mundo.

Si hacemos caso a las indicaciones del sabio Trecet y del libreto del disco en cuestión escrito por un tal Daniel Gerson, Kroke se formó en 1992 en Cracovia (ciudad de la que proviene el nombre de la banda en yiddish) por tres amigos que se graduaron en la prestigiosa Academia de la Música de Cracovia: Tomasz Lato al contrabajo, Tomasz Kukurba a la viola, violín, voz y percusión, y Jerzy Bawol al acordeón.  Enamorados de la MÚSICA en mayúsculas, estos tres compañeros y artistas nos muestran una propuesta realmente renovadora dentro del panorama de la música Klezmer, pues han logrado integrar a este repertorio tradicional composiciones propias originales, arreglos procedentes de la música Clásica (no olvidemos su formación académica), así como aplicar ciertos elementos provenientes de las Vanguardias y del Jazz con las experimentaciones, improvisaciones e incluso una apertura de miras a veces inimaginable en esto de las músicas tradicionales, (el Folk, a veces tiende a pecar de autenticidad y de mirarse muymucho el ombligo) logrando una comunicación musical que rompe todas las fronteras habidas y por haber. Sin ir más lejos, recordamos brevemente las colaboraciones de Kroke con los ingleses Peter Gabriel y Nigel Kennedy, las noruegas Tindra o los burgaleses Fetén Fetén.

"The Night In The Garden Of Eden", "The Secrets Of The Life Tree"... Todas. Las 10 piezas que contiene 'Eden' son resultado de duro trabajo musical y de estudio de la tradición y filosofía de la cultura judía. Y también reflejo de una dignidad inamovible, de los sufrimientos del pasado y de la esperanza y confianza puesta en el hombre actual... Ahora, disfrutemos y miremos hacia delante:

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 3 - Breakout y 'Oni Zaraz Przyjdą Tu':


Tiendas Empik en Varsovia. Mediodía. Taquicardias que me daban ante las estanterías de música polaca de los años 70. ¡Qué nervios y qué cantidad de bandas desconocidas, sugerentes y tentadoras!

Aproximadamente una hora después salimos de ahí mi querida mujer y yo con un montonazo de recuerdos y un buen puñado de referencias musicales. Una de ellas es esta que tenemos entre manos y que estamos escuchando mientras escribimos: Breakout y su recopilatorio 'Oni Zaraz Przyjdą Tu' perteneciente a la serie Złota kolekcja que Pomaton/Warner Music dedica a los artistas más ilustres del país. Una colección de oro para una banda de oro.

Breakout, al igual que ocurre con las anteriores bandas de las que os he hablado, es una institución en lo suyo. Si Budka Suflera lo eran en el Rock y TSA en el Heavy-Rock, la gente de Breakout lo fue en el Blues-Rock. Flipantes.

Formados a mediados de los 60 bajo el nombre de Blackout por el guitarrista, cantante y compositor Tadeusz Nalepa en la ciudad de Rzeszów, pronto darían el cante por su talento en esto del Blues a nivel nacional e internacional (hay que hablar de giras por el antiguo Benelux, la URSS e Inglaterra). Tras un primer álbum en 1968 a nombre de Blackout, pasarían a llamarse definitivamente Breakout y a publicar una serie de discos que para el imaginario colectivo de la joven Polonia han quedado guardados como oro en paño: 'Na drugim brzegu tęczy' en el 69, 'Blues' en el 70 o 'Kamienie' en el 74 son alguno de los hitos de esta gente.

Tadeusz y compañía suenan a mucho Blues-Rock del bueno. A los primeros Fleetwood Mac, John Mayall, Savoy Brown, un poquito de Ten Years After... Por ahí van los tiros. En general son Blues lentos y arrastrados con un apartado instrumental (desde la batería hasta la guitarra pasando por el bajo eléctrico, por el saxo, la armónica y, cómo olvidarnos, la otra voz en este caso femenina de Mira Kubasińska) sobresaliente que te agarra las entrañas, arquear las cejas y soltar un sencillo a la par que elocuente ¡guauuuuuuuu!

Gracias a los altavoces de nuestro Ford Fiesta nos acompañaron temas como "Zapraszamy Na Korridę" (una recreación bluesaflamencada que versa sobre una corrida de toros desde el punto de vista aún más folclórico de un polaco), "Kiedy Byłem Małym Chłopcem" o "Rzeka Dzieciństwa" (que tienen ambas un rollazo guapoguapo).



De camino a Wieliczka (una de las minas de sal más grandes, impresionantes y antiguas del mundo que se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes del país desde que en 1978 fuera inscrita como Patrimonio de la Humanidad) y a Częstochowa (uno de los mayores centros de peregrinación del mundo donde se rinde culto a la Virgen Negra de Częstochowa, uno de los símbolos nacionales) pudimos disfrutar del talento de Nalepa y su gente.

Ahora solamente nos queda que disfrutéis vosotros de la misma forma y manera que lo hicimos nosotros. Ahí os dejamos con uno de los temas que más me ha gustado de este estupendo recopilatorio, "Modlitwa" :


Do zobaczenia!

sábado, 10 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol. 2 - TSA Y 'Live 1982':


No hay viaje sin caminos. Y el nuestro por Polonia no iba a ser una excepción: pistas forestales para llegar a los preciosos lagos de Witnica, carreteritas de pueblo de las de tener que salirte por fuera para que pueda pasar otro coche, tractores al trantrán, caminos de cabras en busca de las cabañas donde venden el auténtico y espectacular queso ahumado oscypek, sendasvericuetos veredasyparedesverticales en los Tatras... Eso en el mundo rural.

En el urbano nos encontramos con una montaña de arena en mitad de una carretera alemana, con antiguos controles fronterizos, con las autopistas de peaje polacas de dos carriles e innumerables obras, con las autovías en las que lo mismo puedes ir a 140 km/h que toparte porque sí con semáforos en rojo y tensos cruces porque en el país aún no manejan eso de los cambios de sentido o dirección a distinto nivel, con los camioneros que adelantan a otros compis de profesión por la izquierda generando interminables atascos... ¡Bufff!

Por otro lado, es justo reconocer que si tienes la mala suerte de que se te cale el coche o quedes empanado cuando ya esté en verde los paisanos del lugar ni te pitarán, ni harán aspavientos obscenos ni se referirán a tu familia. Educación. Mucha. Igual que en Madrid.


Mi recomendación a la hora de ponerse en marcha por las carreteras de Polonia es hacerse con unos cuantos discos cañeros de la tierra. Para ser más concreto, con los de TSA, una de las bandas de Heavy-Rock más carismáticas y queridas del país. Desde finales de los 70 haciendo ruido del bueno.  Sonido clasicote que incita a subir el volumen y pisar a fondo el acelerador. A sus espaldas tienen una legión de seguidores y unos cuantos discos a tener en cuenta: los directos '1981' y '1982' (cuando una banda publica sus directos es que es una buena banda) y los discos de estudio 'TSA' y 'Heavy Metal World'.

Sin más, nos despedimos hasta la siguiente y os dejamos con un par de muestras del saber hacer de TSA, los Barón Rojo de Opole:





¡Que os guste!

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Música de Polonia Vol.1 - Budka Suflera y 'Za Ostatni Grosz':


Contemplar la energía, fuerza y capacidad de superación de la ciudad de Varsovia desde las alturas del Palacio de la Cultura y la Ciencia, pasear por el Parque Łazienki, descansar las piernas frente al monumento a Chopin, zampar de lo lindo en Stare Miasto, quedarse patidifuso contemplando lo que es capaz de hacer el ser humano en el Museo del Levantamiento de Varsovia... Todos esos recuerdos y muchos más quedarán guardados en cada nota de este disco.

Escuchar los primeros compases de "Za Ostatni Grosz" mientras el coche se te queda calado un par de minutos largos en una de las vías más importantes de la ciudad es algo que jamás olvidaré. Ya sea porque me quedé alucinado con la educación de la gente (no me pitó ab-so-lu-ta-men-te nadie) o por el temazo que seguía a continuación "Wszystko To Widział Świat" o por las emotivas guitarras presentes en "Rok Dwóch Żywiołów", lo cierto es que jamásdelosjamases olvidaré ese momento.

En este viaje no he hecho más que empezar a escarbar un poquito sobre la enorme superficie de la música polaca. No soy un entendido ni una luminaria sobre la materia, pero no puedo quedarme callado ante las maravillas que nos hemos encontrado mi mujer y yo durante nuestro periplo en la patria del gran Kowalczyk.


Budka Suflera se puede considerar toda una institución de la música polaca. Naturales de Lublin, esta banda ha estado en activo prácticamente desde 1969 hasta nuestros días. Transgéneros (empezaron dándole al Blues para pasar rápido por la Psicodelia y desembocar en el Rock Progresivo, el Rock a secas, el Pop...) y también Transgeneracionales (le molan a mi querida suegra y a mis primas polacas que son adolescentes) empezaron a darse a conocer con una versión del "Ain´t No Sunshine" de Bill Withers, tituada en la lengua de Mickiewicz como "Sen O Dolinie". A partir de ahí dieron el pelotazo: cambiando disco a disco, experimentando a lo bruto con "Szalony Koń", girando por Centroeuropa, repitiendo éxito bien pasadas un par de décadas con "Takie Tango" (que sonó hasta en los bailes de nuestra boda)... Vamos, una banda con una historia y una discografía a la que prestar mucha atención. 

En 1981 Budka Suflera se encuentra, como todas las bandas mundiales de la época, en una encrucijada de caminos ochenteros. Por un lado está el Rock procedente de los 70, por otro el AOR, la New Wave y el Pop. ¿Y qué creéis que hicieron estos mozalbetes? Pues decidieron, como buenos polacos, tirar por la calle de en medio y grabar un gran disco repletito de canciones memorables y de gancho como "Rock'n'roll Na Dobry Początek", "Kto Zrobił Mi Ten Żart" o el zambombazo hardrockero que sirve para cerrar el álbum por todo lo alto que es "Memu Miastu Na Do Widzenia".

Para finalizar, vamos a dejar que las letras den paso a la música. Aquí os paso el video con el audio del disco 'Za Ostatni Grosz' entero a vuestra disposición. Ya me contaréis qué os parece:

lunes, 5 de septiembre de 2016

Yuji Oniki, su disco 'Tvi' y la desalentadora huida del verano:

Acabadas las ferias y fiestas, regresados traumáticamente de la vacaciones y escuchado el ya tradicional 'Reveal' de R.E.M, le entra a uno por el cuerpecito la sensación de que el verano ha llegado a su nunca deseado fin. Sí, es cierto que el calendario todavía no nos da la razón y que los termómetros aún lucen bien colorados pero es que es lo que siento y como lo siento, lo digo.


De Yuji Oniki ya os hablé hace poco. Un tipo difícil de localizar y describir que tiene en su haber unos cuantos discos de esos bonitosbonitos. Este que tengo entre manos es uno de ellos, titulado 'Tvi' (desconozco el significado) y publicado en 2001 por Future Farmer Recordings. Tras una portada muy de cuento infantil en la que un pobre elefante llora apenado mientras recoge leña con una pata apresada (flipas con la cabeza de algunos) se esconden ni más ni menos que 13 canciones que desprenden unos rayos de sol así finitosyvibrantes que caldean, reconfortan y hacen palpitar con fuerza el corazón del tío más secote del lugar.

Grabado con múltiples músicos de acompañamiento entre Oakland, Cleveland y Tokio, 'Tvi' cuenta con auténticas joyitas de sutil y delicado Pop. La sombra de Stipe y compañía se perciben en temas como "40 Seconds", "Beekeeper", "Reminders"... E incluso un poquito de Nick Drake en "Cinnamon Shops". ¡Esas sí que son buenas influencias!

Personalmente, lo que más me gusta de este artista es la capacidad para unir de forma tan equilibrada momentos tranquilos con momentos enérgicos. Y sobre todo. la emotividad y belleza que transmiten todos y cada uno de sus composiciones. Mis favoritos de este disco son los siguientes, pero no voy a dar la chapa que el calor que todavía entra por la ventana de la habitación no me permite darle a la cabeza y a las teclas como debería. Escuchen y ya me cuentan:




"One Bright Summer Day". Mimásfavorita del disco. Si esta canción no parece transmitir esos perezosos últimos rayitos del verano es que entonces me he vuelto loco y tengo alucinaciones sonoras.




"Between Beds And Clocks". Escuchar este tema es perfecto para retozar y  un poco más entre las sábanas por la mañana... Si se puede.



"I Am A Cat". Miotramásfavorita del disco. Cómo va creciendo la instrumentación, el pianito, la trompeta, el violín... Y hay un gato de por medio. Perfecta.

viernes, 19 de agosto de 2016

Bowie - "Without You":

Que sí, que quien bien me conoce sabe que soy muy requetepesado con David Bowie pero es que vamos a ver, que está claro que... no hay humo sin fuego. Usted ya me entiende <3 3="" br="">

sábado, 6 de agosto de 2016

Letras: "Marcha Atrás" de Rosendo.



"Si cruzáis por esa puerta. 
Si sabéis reconciliar. 
Os espero a mesa puesta.


Por amor a la verdad, marcha atrás. 
Por honor a restaurar, nada más.

Volverán a ser valientes. 
Velarán su libertad.
Con medidas diligentes.

Por amor a la verdad, marcha atrás. 
Por honor a restaurar, nada más.

Por amor a la verdad, marcha atrás. 
Por honor a restaurar, nada más.

Caminando con mi gente. 
Ni delante ni detrás.
Volveré a sentirme fuerte".

miércoles, 3 de agosto de 2016

De un tiempo para acá...

...Me enamoré. ¡Sí!. Y descubrí que el mundo es infinito. ¡Fenomenal!. El descubrir esa condición no hizo otra cosa que levantarme cada día con una sonrisa tonta en la cara, con mi musa al otro lado de la camita, con el sol más generoso que nunca, con la música inundando mi vida hasta lo más profundo...

Siento si en los últimos tiempos no he estado al pie del cañón y si no os he atendido o cuidado como os merecéis pero es que como decía antes, la vida es infinita. Infinitas las idas y venidas, las vueltas del trabajo, las necesarias reuniones familiares, las siempre sanadoras citas con los amigos, las enriquecedoras peripecias. 

Disculpas sinceras.

¿Qué ha llegado a mis oídos últimamente? Pues esta semana por ejemplo una barbaridad de música que ahora mismo, a mis 32 años, disfruto más en las distancias cortas y con el teclado fuera de mi alcance. Nombres mil, maravillas incontables: Del auténtico genio español de Sabicas, Paco de Lucía y Miguel Poveda; a los Kinks de los 70 y el John Fogerty de los 80; pasando por personalidades intrincadas como Frank Zappa con sus tiburones amarillos, Captain Beefheart y su banda mágica o Les Claypool y sus retorcidos Primus; sin olvidarme de agradables y emocionantes como la calma de Yuji Oniki, el puzle negro de Janelle Monae, el alma blanca de John Hiatt y el todocorazón de St. Paul And The Broken Bones.

De todos ellos daré merecida cuenta.



 ¡Abrazos y buen verano a todo el mundo!

sábado, 30 de julio de 2016

Burning - 'Noches De Rock & Roll' 1984:


Con Toño fuera de juego, las papeletas quedaron repartidas entre Pepe Risi y Johnny Cifuentes. Si el riesgo era alto, la nota fue superior.

"Esto Es Un Atraco" es una de esas microhistorias marginales hispanas de los 80. Johnny nos habla de bugas, bardeos, recortás, chupas de cuero, gafas de rock, la basca... La conocí gracias al tremendo 'Clásicos' de Los Porretas. Otra razón más por la que tener cariño a los de Hortaleza.

Risi se encargó con "Corazón Solitario" y "El Sueño De Tu Sonrisa" de recuperan el buen tono de los medios tiempos y las baladas de anteriores discos. Emocionantes, repletas de ecos pasados, de referencias que te atrapan y con las que es facilísimo identificarse... Y si no me creen, que se lo pregunten a mi padre, que cada vez que se pone en casa "Una Noche Sin Ti" le entra por el cuerpo una nostalgia sana que no veas.

"Cristina" es de mis temas favoritos del disco. Una composición tensa y cortante, una temática tristemente muy actuales y un estribillo de esos sentidos sentidos hacen que esta canción sea redonda.

Los chismorreos, los dimes y diretes entre los miembros de una banda de Rock molan. Y molan aún más si esos trapos sucios se sacan a la luz en forma de canción. "Y No Lo Sabrás" es que es de manual. Canción en la que Risi hace un llamamiento al ex, a Toño, que dejó el micrófono y la farándula del Rock por intentar conciliar su vida familiar.

Burning ha sido una de las bandas de Rock que mejor supo nunca emplear el saxo en sus canciones. "Johnny El Seco" es otra prueba mas. Una descripción de la fauna típica de las calles que recorrían estos tipos. Aquí el sonido vuelve a parámetros anteriores, más clásicos y auténticos. Más Stones. En esta misma vía nos encontramos con "Tú De Azul Y Yo No" y "Nena". El Cabello rubio y su forma de andar... ¡Así es como debe empezar un buen Rock!

viernes, 29 de julio de 2016

Burning - 'Atrapado En El Amor' 1981:


Tonos rosas, miradas de esas 3 en 1, aparente madurez traducida en bajada de revoluciones, más poso.

"Chica De Moda" es una canción que da sentido a una de las expresiones más repetidas en casa por mi padre a la hora de dirigirse a mi madre. Siempre la ha llamado así, llenándosele la boca de amor, con los ojos bien abiertos y sonriendo... Yo no lo pillaba. Hasta ahora.

"Hermano" es una balada doliente sobre un gamba que acaba como suelen acabar lo gambas. Va al ralentí, con un saxo elegante y ambiental que luce la mar de bien.

No me sé mucho la historia sobre el contexto en que se grabó este disco en cuestión pero al parecer a Toño, el cantante de Burning, lo de enamorarse le vino un pelín regular. Por un lado feliz y rebosante pero por otro lado cohibido y tenso. Y de ahí esa parejita de canciones como la dedicada a su hija "Loco Por Ti (Penny)", la Soft-Rock "No Puedes Dejarme".

El Pop, la New-Wave y el moderneo en su más dudosa expresión tuvo muy a nuestro pesar sus reflejos en este disco. "Jugando Con La Noche" a desgana, a poco preparado... ¡A Indie! Podría incluso sonar en Malasaña, Fuencarral y todas esas calles a día de hoy y no desentonar lo más mínimo entre tanto fantasma. "Baila" Otro tanto de lo mismo. Intentan darle un rollete bueno. Pero no.

Mi favorita por lo distinto de su concepción y por lo que apunté en anteriores entradas es "Policía Sideral O Guerrero Estelar". A ver, la letra no tiene ni pies ni cabeza, pero ese regusto a Serie-B, a infantil fascinación por la Ciencia Ficción, a anhelo de futuro y desprecio del pasado me encantan. El estribillo es chusco y facilón. Aún así, mola. ¡Guerrero estelar, guerrero estelar!

Sobre "Extraño En La Ciudad" y "Motor Love" prefiero no gastar ni una sola línea más. No son malas. No son buenas. Al olvidadero.

martes, 19 de julio de 2016

Burning - 'Bulevar' 1980:


Ahora sí que sí. Entramos en los 80. La década de las hombreras kilométricas, los cardados imposibles y los arreglos musicales de calidad un tanto dudosos. Aún así, en este contexto Burning se marca con 'Bulevar' dos de los temas más lollipop de la historia: "Es Especial", "Tú Eres Mi Amor" y "Baila Mientras Puedas". Todas ellas podrían haber sonado perfectamente en la banda sonora de 'Grease' si esta hubiera sido dirigida por  Eloy De La Iglesia en lugar de 'Navajeros'.

Quinquiexploitation aparte, el rollo marginal, chuleta y de barrio siegue siendo muy patente en "No Es Extraño Que Tú Estés Loca Por Mi". Que si Berlín, que si New York, que si por delante o por detrás... La letra tiene su encanto.

"Ja, Ja, Ja" es mi tema favorito del disco. Soy un tipo raro. Las referencias futboleras al Madrid y al Rayo, el descaro sobre la maternidad de Bibi Andersen, los datos sobre los acontecimientos históricos del momento, el refrán de Ventas (quien no se lo aplique es porque no quiere), el pianito y la línea de bajo... El mundo ya se estaba yendo a la mierda, pero los Burning rockeaban como nadie.

Risi lo borda en "Es Decisión" y Toño en "Día De Lluvia". Dos muestras de que la banda sabía hacer algo más que odas a las chupas de cuero, a las drogas y a las nenitas. Hacían magia.

"Quiero Ser Un Robot" es descrito por muchos como un tema vacío, sin contenido y sin sentido. En mi caso, creo que la letra tiene bastante chicha. La veo como una crítica a ese hombre gris de orden y de bien (de la era ancestral como bien dicen) o a la fría alienación a la que se estaba empezando a ver sometido el hombre moderno. Cosas mías.

¡Y qué bien sienta cerrar un disco por todo lo alto! "Escríbelo Con Sangre" me transmite lo mismo que el "Hey Joe" de Jimi. De esas canciones que están hechas para ser escuchadas en coche y surcar la carretera en busca de la frontera. Sin mirar atrás. A toda prisa. Para no ser alcanzado por un beso de plomo en el corazón.

domingo, 17 de julio de 2016

Burning - 'El Fin De La Década' 1979:


Me pongo en pie ante ustedes para reconocer que este trabajito que tengo entre manos perteneció (en pasado a Dios gracias) al selecto y maldito grupo de discosmarginadospormiprejuiciosaadolescencia. Por aquellos años mi cabeza seguía enganchada única y exclusivamente al sonido clásico de 'Madrid' y, más ignorante que nadie, el sonido de este segundo LP se me hacía muy adelantado. Muy ochentas... ¡Y eso que aún no había escuchado a Tino Casal!

El tiempo fue quitándome poquito a poco la venda de los ojos para terminar reconociendo a 'El Fin De La Década' como otro hito del Rock And Roll español. He dicho.

Son múltiples sus bondades: un himno ("¿Qué Hace Una Chica Como Tú En Un Sitio Como Éste?") de esos que gustan a padres e hijos por igual, rocanroll bailongo ("Mueve Tus Caderas") y pendenciero ("Seducción") perfecto para ponerse bien alto antes de salir de farra con los amigotes, temas de dos rombos o del Canal+ por las noches ("Puedes Sentirlo" y "Balada Para Una Viuda") que sacan los colores al más gallito del corral, detalles stonianos engarzados en chulería castiza ("Un Poquito Nada Más" y "Bajo Los Focos")... Y uno de mis temas favoritos del disco, que es una especie de continuación estilística de "Sin Tiempo Para Vivir". Su corte pausado y acústico, su órgano de fondo, la letra... Todo va creciendo en intensidad para llegar al clímax absoluto del guitarreo y del impresionante estribillo: "¡Lo Que El Tiempo No Borróooooooooooo!"  dejándote finalmente con la clara sensación de que estos macarras, pese a la imagen que nos querían vender en la portada del disco, tenían su corazoncito.

sábado, 9 de julio de 2016

Burning - 'Madrid' 1978:

La tabarra de papá sobre sus años mozos como jipi en Canillejas y de cómo estuvo a punto de tocar como batería con los Burning, las cintas quemadas, el monumento al clasicismo de "Rock´N´Mama", la oda castiza al foro y esa eterna relación amor-odio que despierta en todo hijo de vecino, las aventuras y desventuras de ese arquetipo del pícaro español que es "Jim Dinamita", el perfecto manual de cómo ser un chuleta como Dios manda, el clímax existencial y drogata de "Sin Tiempo Para Vivir", gafas de sol y chupas de cuero, autenticidad...

martes, 5 de julio de 2016

sábado, 2 de julio de 2016

Una de productores: Ted Templeman.

Esta semana pasada, retomando sanos hábitos pasados, me puse a curiosear entre los interiores y créditos de unos cuantos discos que tenía pendientes cuando me asaltó a la vista (y eso que cada vez estoy más topo) un pequeño gran denominador común. Un nombre: Ted Templeman.

¿Y quién es este señor ahí tan repanchingado con su americana y sus Puma? Se preguntará alguno al igual que yo me lo pregunté en su momento. Investigando por la Red, Wikipedia y otros sitios musicales, se apunta que los primeros pasos musicales de Ted empezaron a finales de los 60 como miembro de una banda de Pop luminoso llamada Harpers Bizarre, continuándose su carrera como música a inicios de los 70 con el proyecto personal The Templeton Twins, en el que recreaba clásicos instantáneos como "Hey Jude" o "Light My Fire" a modo de piezas musicales de los años 20-30 empleando para ellos una técnica de grabación novedosa por aquél entonces como era el double-tracking. Una deliciosa frikada que aquí os muestro:



¿Y qué obras tiene en su haber? Sería la siguiente pregunta lanzada... Pues casi nada. Minucias y naderías. Su labor como productor en serio empieza en 1970, cuando a las órdenes de una Warner todopoderosa se puso a los mandos de lo que iba a ser ni más ni menos que el debut discográfico de los Doobie Brothers. Esta relación se convirtió en un matrimonio musical de lo más longevo y productivo, pues no abandonó esta labor hasta pasados diez años, estando presente en todo ese lapso de tiempo al cargo de la época dorada de la banda y dando el visto bueno a señores álbumes como 'Toulouse Street' (con "Listen To The Music" y "Jesus Is Just Alright") o 'The Captain And Me' (con "Long Train Coming" y "China Groove" entre sus sencillos y temitas favoritos del personal).



Entre medias tuvo tiempo de dirigir (o más bien intentar) a la fiera Van Morrison en 1971 en ‘Tupelo Honey', de cambiar un poco de aires en 1973 para tomar otra vez las riendas de un debut musical con los pedazo de Montrose (“Bad Motor Scooter” y “Rock Candy” quedarán para la Historia como pelotazos de Hard-Rock del bueno) e incluso tuvo tiempo para rizar el rizo y demostrar su versatilidad al ponerse en 1976 al servicio de Carly Simon para dar forma a 'Another Passenger', un álbum muymuymuyelegante que como curiosidad presentaba entre su repertorio una canción titulada “It Keeps You Running”, compuesta originalmente por Michael McDonald, vocalista de los siempre presentes Doobie Brothers. Como podéis ver, al final todo queda en casita.





Podría estar unas cuantas horas más escribiéndoos detalles del trabajo de este hombre, pero por ir finalizando y de forma sumarísima os diré que aquí no queda la cosa… Entre la enorme nómina de bandas y artistas con las que Ted Templeman estuvo encerrado dentro del estudio podemos hablar de nombrazos como el siempre escalofriante Captain Beefheart con su ‘Clear Spot’ (que todavía no he escuchado pero del que hablan maravillas) y como el segundo asalto de Little Feat titulado ‘Sailin´ Shoes’, ambos en 1972. En 1975 cuenta con un trabajo para The Beau Brummels. A partir de 1978 empezamos a contar con los cinco primeros trabajos de Van Halen (banda que prácticamente descubrió y llevó a la Warner), el ‘Eat´Em And Smile’ de David Lee Roth, la colaboración para el ‘Behind The Sun’ de Eric Clapton en 1984, el ‘Dance With Mirrors’ de Aerosmith un año después… U-na au-tén-ti-ca bar-ba-ri-dad.

jueves, 30 de junio de 2016

Peores Portadas Especial Amazon Outlet:

Este servicio de compra de música online es la leche. Tiene mucha variedad, es cómodo y seguro. Me gusta. Mis últimas adquisiciones han sido a través de Amazon. Tienen de todo: Reediciones, nacional e importación, clásicos y novedades, discos difíciles de encontrar... Y discos de portadas horrorosas, claro. Vamos allá con una pequeña muestra:

Lianet es una decente cantante de Pop, aunque se parece a la aprendiz de peluquera de debajo de tu casa. Si te gusta el Pop nacional de perfil bajo, Lianet es tu mejor opción. ¿La portada? Pues qué decirte... Que la puedo hacer hasta mejor en dos minutos con mi Photoscape.


Siguiendo la tradición, historia y la línea de pequeños artistas como Joselito, Marisol o los más recientes (y de más dudosa calidad) como Melody, María Isabel o Raulito nos podemos encontrar por ejemplo con María Figueroa, una simpática pequeñina de Alhaurín de la Torre que gracias a sus padres y sus managers empezó a salir en Canal Sur todo el rato y a dar la nota con discos como "Menuda Es" y "PompónManía". Todo muy natural.


Toda la caspa y brillantina cutrona latinoamericana que concentra en este machote de mirada profunda y mechas kinkis. Don Ariel Casco tiene temazos como "Humíllate", "Tonta"... Esa es la línea.


Su nombre real es Herbert Anton Bloeth. Se lo cambió a Tony Marshall porque el original es como muy de Baden-Baden y como que no mola tanto. Empezó siendo cantante de ópera pero no se comía un colín, así que se pasó al schlager (término alemán para definir lo comercial) y lo petó en su tierra con un temita llamado "Schöne Maid" que es perfecto para escuchar mientras vas pimplado en el Oktoberfest.

Sus pintas de cantante de cruceros lo definen todo.


'For My Mum' es una muy buena idea mal ejecutada. Si le cambias el rótulo por otro que diga 'No Al Secuestro De Menores' o 'Consejos Para Padres Y Madres Que No Ven A Sus Hijos' vemos que no pasaría nada... Eso es preocupante. 

'For My Mum' se trata en realidad un recopilatorio inconexo, pero la mar de ecléctico, completo e interesante. Tiene nombres grandesgrandes: Elton John, Madonna, Chicago, Foreigner, Style Council, Chris Farlowe, Aretha Franlin, Eva Cassidy, Texas...


Servidor se queda con el vozarrón de Chris Farlowe y su "Handbangs And Gladrags":


miércoles, 29 de junio de 2016

Universijazz Alcalá 2016:

Ya tenemos aquí la décima edición del Universijazz Alcalá, festival organizado por la Sociedad de Artistas intérpretes o Ejecutantes (AIE) y la Universidad de Alcalá que se celebrará los días del 4 al 8 de julio en dos sitios de auténtica enjundia, la Capilla de San Ildefonso y el Patio de Santo Tomás de Villanueva.


La programación es la siguiente:
-4 de julio: Miguel Ángel Chastang Quinteto (Capilla de San Ildefonso).
-5 de julio: Ernesto Aurignac Trío (Capilla de San Ildefonso).
-6 de julio: Gorka Benítez Trío (Capilla de San Ildefonso).
-7 de julio: Tumbando a Monk (Patio Santo Tomás de Villanueva).
-8 de julio: Pepe Sánchez & Natalia Lyans Big Band (Patio Santo Tomás de Villanueva).


Los precios son: 
-Entrada sencilla: 4 euros por concierto.
-Abono 5 conciertos+CD+libro: 15 euros.

La venta de entradas* ya está a disposición de todos los interesados en la Secretaría de Extensión Universitaria (Callejón del Pozo, s/n.) en horario de 9:00h a 14:00h. 

* Aforo limitado, no se realizarán reservas por teléfono, no se admite pago con tarjeta y venta en taquilla una hora antes de cada concierto.

miércoles, 22 de junio de 2016

Lo que contenía mi viejo mp3:

Hoy, haciendo limpia en los cajones me he encontrado con mi viejo mp3. Un cacharrito maravilloso. Fiel y útil como pocos a la hora de darme toneladas de canciones con las que taponar mis pensamientos de adolescente. Me acompañó en los días de universidad, de desorientación post-universitaria y de paseos solosolito por los cerros de Alcalá. A Dios gracias, hace ya unos cuantos años dejé, de la noche a la mañana, de necesitarlo. A día de hoy tengo la suerte de poder decir que mis pensamientos me gustan más que nunca, que el sonido de la calle es único y que la música se merece su lugar y su tiempo. Su respeto.

No lo pude evitar. Es lo que tiene la curiosidad. Un par de pilas y darle al botón adecuado hicieron que me saltara una sonrisa. 

Aquí os dejo las pocas canciones que quedaron como testimonio de un tiempo pasado:

miércoles, 15 de junio de 2016

Vista de Hakone:

Ensayo de acrílico sobre cartón.

sábado, 11 de junio de 2016

El Ministerio Del Tiempo... Musical. Parte 1:

Esta mañana, mientras le daba a la cinta en el gimnasio como un campeón etíope y Máxima FM taladraba sin piedad mis oídos, no he podido evitar aislarme de todo y ponerme a elucubrar una cosa para esquivar el tedio y pasar el rato lo más agradable y humanamente posible: ¿Qué sería de nuestras vidas si existiera un 'Ministerio Del Tiempo Musical'? Y esta inocente pregunta, que es una tontería muy grande, me ha llevado consecuentemente a otras tonterías igual de grandes: ¿Cómo sería la música negra hoy día si a Jimi Hendrix no le hubiera dado por fallecer? ¿Rihanna y demás serían así de frescachonas si el padre de Madonna se hubiera realizado la vasectomía a tiempo? ¿Si los hispanovisigodos se hubieran puesto gallitos frente a la invasión musulmana de la Península Ibérica podríamos hablar ahora mismo del Flamenco, de la guitarra de Sabicas, de la cátedra de Camarón o de la renovación de Poveda? ¿Jesús de la Rosa y compañía se hubieran juntado para crear Triana sin el agobio y el dolor de la dictadura franquista? ¿Si la Luftwaffe hubiera dado en el clavo con sus bombitas en lugar de The Beatles estaríamos hablando de Die Keäfer (o algo parecido)?

Y así, mientras un DJ del que no quiero saber su nombre intentaba aniquilar mi sensibilidad musical, iba dándole al magín con preguntas de ese tipo, recreando respuestas y presentes-futuros imaginarios que me hicieran avanzar unos cuantos metros más, sudar un poco más. Sin resoplar.

Duchado, fresquito y ya en casa, lo que tenía claro es que si el 'Ministerio Del Tiempo Musical' existiera en realidad, servidor haría todo lo posible para llevar a estos chavalotes daneses,  The Youth, como agentes especiales al Londres de inicios de los 60 y tener atados pero bien en corto a The Animals, The Kinks, The Small Faces... Crema pastelera.


¿Se os ocurren otras bandas y otros destinos?

lunes, 6 de junio de 2016

Yuji Oniki, Orange y la elocuencia patidifusa:


El primer encuentro con Yuji Oniki se dio como deben darse los primeros encuentros: en plena noche de primavera. Y ese dato no es baladí. Hace que todo adquiera su sentido. Su ser.

La historia es muy larga y no voy a entrar en detalles superfluos. Me encontraba trasteando en Amazon, como no podía ser de otra forma, buscando discos y más discos. Tienen una sección outlet. Os podéis hacer una idea. Serie media, Folclore Balcánico, nefastas ediciones de clásicos del Jazz, discos grabados en cacofónico directo... Y de repente me encontré con un nombre que llamó mi atención. Era Yuji Oniki. Ya saben lo que me tira todo lo japo. En su haber, en la anémica lista de discos outlet, aparecían destacados dos discos del artista: 'Orange' (Future Farmer Recordings-2000) y 'Tvi' (Future Farmer Recordings-2001).

Lo primero que hice fue meterme en Google y Youtube para ver qué se decía y cómo sonaba el bueno de Yuji. Pocos segundos antes había hecho lo mismo con otra gente que es para tirarla al más oscuro y profundo de los olvidaderos por lo que tampoco me esperaba gran cosa pero la suerte estaba de mi lado. En Internet no había mucha información sobre Yuji Oniki. Artista medio japonés y medio estadounidense bastante desconocido. Multiinstrumentista, compositor y cantante radicado en la zona de Oakland- California que se dedica a construir, con delicada paciencia, mimo artesano y la ayuda de sus amiguos, pequeños grandes disquitos de bello y acogedor Pop. Punto pelota. No hay más mística ni más leyenda ni más cuentos. Sólo su música.


Como el motivo de esta historieta es que os lo quiero vender bien, diré ya para finalizar, que canciones como "Houston", "Tomorrow Stays" o "Blink" tienen por poner unos ejemplos el encanto magnético de REM, los rayitos de sol popero de Apples In Stereo y el sentir de Elliott Smith... Que la bilingüe "Tokyo Clover" debería aparecer como banda sonora de la próxima road-movie de los hermanos Farrelly sirviendo de fondo a un paisaje enorme... Y que los primero acordes de "Paper Tiger" me noquearon y me hicieron exclamar en voz alta la siguiente genialidad: 

"¡Pero qué bonito suena esto!".